La Ciudad eligió a 20 emprendedores para su incubadora de proyectos
Emprendedores

La Ciudad eligió a 20 emprendedores para su incubadora de proyectos

La historia detrás de los ganadores, que contarán con el apoyo del Centro Metropolitano de Diseño.

14 de Septiembre 2012

Diseño, creatividad e innovación. Las tres claves a considerar en los emprendimientos que se presentaron al programa IncuBA VIII, organizado por la Subsecretaría de Desarrollo Económico porteña y de los cuales 20 resultaron ganadores.

Entre los afortunados se encontraron dos proyectos que, a simple vista, resultaron curiosos para el jurado y que en diálogo con Apertura.com explicaron por qué se decidieron presentar y qué esperan lograr.

Una de ellas fue Orly Issaharoff, creadora de Napias, un emprendimiento dedicado a la fabricación de narices para payasos. Todo comenzó, según ella, como un hobbie mientras estudiaba para ser clown. “Empecé a hacer narices para mí y mis amigos payasos y tuvo buena repercusión, ya que esos amigos payasos comenzaron a viajar y a hacer conocido mi trabajo en otros lugares”, contó Issaharoff.

Su trabajo, totalmente artesanal, tiene alrededor de 70 pedidos por mes. Una nariz, realizada en látex, tiene un valor final de $ 250. Sin embargo, el hecho de trabajar sola, muchas veces le impide atender más pedidos.

“La idea es empezar a producir a gran escala y diseños personalizados, ayudados por IncuBA. Y, así, abarcar pedidos que ahora no puedo porque trabajo sola”, aseguró la emprendedora.

Corchetes  Equipo Emprendedor
Erika Salerno y Lautaro Leonardi, emprendieron con Corchetes y lograron ser parte de los 20 elegidos.

Los emprendimientos elegidos ingresarán al Centro Metropolitano de Diseño a partir del 17 de septiembre y se quedarán allí por 12 meses, con posibilidad de extenderlo 12 meses más en función de su performance. Además de brindar el espacio físico, IncuBA brinda a los equipos emprendedores asistencia técnica permanente de parte de la entidad patrocinante del proyecto, y cuentan con la posibilidad de participar en actividades de capacitación y networking.

Mientras tanto, en la misma línea de Orly Issaharoff está Erika Salerno, quien emprendió por el lado del diseño a base de corcho con un proyecto que llamó, con picardía, Corchetes.

“Elegimos el corcho para lanzar nuestra primera línea de productos por ser un material noble con numerosos atributos sensoriales y funcionales”, narró la diseñadora que, junto a Lautaro Leonardi, comenzó con el proyecto en 2011.

Los productos hechos con corcho varían radicalmente. Macetas, artefactos de iluminación, contenedores. Todo hecho con su materia prima, proveniente de los descartes de los fabricantes de tapones.

Los pedidos varían según el producto. “Recibimos pedidos de 300 unidades para regalos empresariales o pedidos de 20 unidades para venta en tiendas de diseño, tanto de la Ciudad como del Interior del país”, subrayó y concluyó que espera que el programa les "brinde la oportunidad de contar con un espacio en donde poder centralizar nuestras actividades, generar espacios de diseño, proyección y taller de experimentación".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas