El emprendedor que quiere que tu empresa te resuelva dudas sobre temas como Ganancias o blanqueo
Emprendedores

El emprendedor que quiere que tu empresa te resuelva dudas sobre temas como Ganancias o blanqueo

Diego Cutignola es contador, y junto a un abogado de su confianza creó Professia, una plataforma para que los empleados de grandes compañías puedan hacer consultas sobre cuestiones personales en materia legal e impositiva.

Por Carolina Potocar 12 de Diciembre 2016

En los años ’70, casi medio siglo atrás, nacía en los Estados Unidos un sistema de beneficios que, por sus virtudes, terminó siendo adoptado por 9 de cada 10 empresas que integran la lista Fortune 500: el Programa de Asistencia al Empleado (o EAP, por sus siglas en inglés –en inglés, Employee Assistance Program–). A pesar de su historia, este tipo de programas pensados para los trabajadores aterrizó por primera vez en el país hace menos de 5 años.

Así lo asegura Diego Cutignola, fundador de Professia, una plataforma que grandes empresas contratan para ofrecer a su personal asistencia en temas como el impuesto a las Ganancias o el blanqueo. Fue en 2012 cuando al contador se le ocurrió que podría replicar ese modelo estadounidense al mercado argentino y así salir de la rutina que su estudio contable le significaba.

“Nosotros, a diferencia de los estadounidenses, tenemos tanto prepagas como obras sociales. Nos dimos cuenta que acá lo más demandado era la asistencia en materia impositiva y legal, entonces adaptamos nuestro sistema de asistencia profesional personalizada (APP) a esas necesidades”, explica Cutignola, en diálogo con Apertura.com. Para lanzarse, el emprendedor se asoció al abogado Nicolás Grinenco, a quien conocía de su época en la universidad.

Ambos profesionales hicieron en conjunto una inversión inicial de entre $ 100 mil y $ 200 mil, y lograron convertir al Banco Galicia en uno de sus primeros clientes –empresa que hoy integra un grupo de alrededor de 10 firmas, las cuales suman un total de entre 10 mil y 12 mil empleados–.

Para Cutignola, “mientras que en los Estados Unidos estos modelos de asistencia se encargaban de ayudar a los empleados con sus adicciones o sus problemas de obesidad, acá el tema impositivo venía en aumento y generaba una ansiedad tremenda”. En ese contexto, los trabajadores recurrían al departamento de Recursos Humanos de la empresa para la que trabajaban, lo que según el contador generaba una situación incómoda para esa área de las compañías.

“La ayuda que ofrece Professia permite a las empresas reducir el ausentismo y aumentar la productividad de su plantel, ya que lidiar con trámites personales sobre temas que no se dominan suele ser engorroso”, sostiene el cofundador del emprendimiento cuyos profesionales se encargan de resolver dudas sobre el impuesto a las Ganancias como sobre divorcios, herencias, contratos de alquiler, requisitos para contratar personal doméstico en blanco y responsabilidades de las prepagas en la cobertura de tratamientos de fertilidad asistida.

Cutignola es, además de contador, programador web, capacidad que utilizó para desarrollar las primeras plataformas con el look and feel de la empresa cliente. En ella, los empleados pueden ingresar desde cualquier lugar con un usuario y contraseña personales para consultar videos tutoriales sobre cómo hacer una presentación en la AFIP o posts con novedades sobre ciertas temáticas. Allí, los trabajadores también pueden realizar consultas confidencial y recibir una respuesta telefónica en un término de 24 a 48 horas.

“Cuando el sistema cierra esa consulta y la da por resuelta, automáticamente dispara un email con una encuesta de calidad, una norma obligatoria para medir el desarrollo de los profesionales”, comenta el emprendedor, que revela que esta práctica y la adhesión a la norma ISOO 9001 le sirvieron de puerta de entrada a trabajar con más de una compañía. Las consultas y los más de 200 artículos y respuestas multimedia –subtituladas cuando se trata de videos, para poder ser vistas en la oficina sin sonido– son respondidos por 5 profesionales, entre contadores y abogados.

A Professia le llegan entre 80 y 100 preguntas mensuales, a las que los empleados acceden gracias a distintos acuerdos entre el emprendimiento y las empresas. “Hay compañías que pagan el servicio ilimitado de consultas, otras que contratan el servicio de la plataforma web con todo el material y dejan que los empleados paguen las consultas, y algunas otras brindan una cierta cantidad de preguntas libres, de modo que el empleado cubra el gasto extra en caso de excederse”, detalla Cutignola.

Su única limitación, aclara, son las consultas que entran en conflicto con sus clientes. “No respondemos cómo se liquida un sueldo”, advierte. Además, si bien las empresas no tienen acceso al contenido específico de las preguntas que hacen sus empleados, sí reciben un informe con la cantidad de consultas, el rubro involucrado y los resultados de las encuestas de calidad que se hacen luego de cada interacción.

Hoy, el emprendimiento estima cerrar el año con una facturación de $ 2 millones, y sigue apuntando a captar como clientes a empresas de más de 500 trabajadores. A futuro, Cutignola planea aumentar el abánico de consultas posibles. “Hay que darle una vuelta legal, porque es un tema de salud, pero queremos sumar un servicio de psicología como primer línea de atención”, concluye.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas