El emprendedor que entrena al jet set argentino
Emprendedores

El emprendedor que entrena al jet set argentino

Por Lucila Lopardo 20 de Mayo 2016

El concepto belleza no pasa solo por los servicios de estética. El cuidado del cuerpo y un óptimo estado físicose volvió un must para quienes quieren estar al 100 por ciento. Por un lado, el running llevó a que muchos actualizaran su calzado deportivo para poblar las plazas de la ciudad, por el otro, el surgimiento de la estética fit en redes sociales como Instagram, en donde surgen cada vez más cuentas ligadas a la estética y el cuidado corporal, llevó a que cada vez más personas vean como fundamental estar en forma.

Esteban Dietz, licenciado en Actividad Física y Deporte y ex director en las clínicas de Máximo Ravenna,  fue quien captó el boom en la Argentina y fundó la cadena Funcional Gym, cuyo éxito se apalancó gracias a una fuerte campaña en las redes y el uso de su entrenamiento por casi todas las celebrities del momento. Micaela Tinelli, Barbie Vélez, Chano, Nicolás Cabré, Eugenia "La China" Suárez, Luli Fernández, Candela Ruggeri y Geraldine Neumann forman parte de los famosos y famosas que confían su ejercicio personal a Dietz. 

 

 

#Repost @chanotb ・・・ Working — en Funcional Gym.

A photo posted by Funcional Gym - Argentina (@funcionalgymok) on

 

 

#Repost @micatinelli with @repostapp. ・・・ Finalizando mi clase de @funcionalgymok ������ cc @esteban.dietz ����

A photo posted by Funcional Gym - Argentina (@funcionalgymok) on

 

 

“Hace seis años surgió la idea de lanzar una propuesta alejada del gimnasio convencional. Con mi socio estudiamos el entrenamiento funcional, vimos el trasfondo médico que tenía, que no se necesitaban muchos elementos ni una gran cantidad de metros cuadrados vimos que era un negocio viable”, describe Dietz, quien destaca que poner una sede de Funcional Gym cuesta $ 530.000 mientras que para abrir un gimnasio convencional con toda la maquinaría se necesitan más de $ 2.500.000.

Esta cuenta y el éxito del boca en boca lo animaron a sumarse en 2015 al modelo de franquicias. “El negocio se movió gracias a que los resultados eran buenos, una famosa lo probó, lo recomendó y ya tenemos una lista de 20, de primera línea, que vienen a entrenarse con nosotros. Todo gracias al boca en boca y los videos de ellas en nuestras instalaciones que compartimos diariamente en nuestras redes”, agrega. 

Al momento poseen dos sedes, una en Las Cañitas y otra en Pilar, y una tercera que se abrió recientemente en Palermo. Por año, cada una factura unos $ 2.000.000 a partir de la venta de clases grupales que arrancan desde los $ 850 mensuales y entrenamientos personalizados por $ 3000. Con el fee de ingreso de $ 250.000 se recibe capacitación en el entrenamiento, manuales de operación y la ayuda en la selección de los entrenadores en las distintas técnicas.

 

El original de esta nota fue publicada en la edición impresa de Apertura, especial Small Business.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Andrea Gomez Reportar Responder

Esta gente obsesionada con la belleza exterior debe sufrir como loca una vez que pasan los 40 años.

Videos

Notas Relacionadas