El arte y los compradores se encuentran en una nueva tienda online
Emprendedores

El arte y los compradores se encuentran en una nueva tienda online

Un grupo de emprendedores creó MeroArte, sitio donde los artistas exponen y venden sus obras. Cómo funciona el negocio.

Por Joaquín Garau 18 de Marzo 2014




“¡Arte, arte, arte para vivir en arte!”, grita Marta Minujín en cada programa de televisión, radio o intervención que hace. Minujín es una artista de larga trayectoria y sus obras e intervenciones –como fueron el Partenón de libros o el Obelisco de Pan dulces- son buscadas por cuanta galería o ciudad quiera un baño de color interesante.

Otros artistas buscan abrirse lugar y hacerse un nombre en ese universo de lienzos y pintura fresca. Pero como el alquiler de una galería para exponer y vender sus obras suele ser caro, la tecnología dio una mano y un grupo de emprendedores desarrolló MeroArte, una plataforma de e-commerce para obras de arte.

mero arte img unoOnline. La apuesta de MeroArte al e-commerce busca reunir a los artistas con los compradores. Foto: Captura Internet. 

MeroArte fue co-fundado por Santiago Cavanagh; Melina Kharsansky; Lautaro Mei y Nicolás Rosental. “MeroArte es un market place, donde los artistas exponen y nosotros le acercamos el público. Hoy en día contamos con una base de 300 artistas”, relata Rosental en diálogo con Apertura.com.

Entrando al sitio, el usuario puede ver las obras de arte expuestas y una descripción que incluye los materiales con los que se realizó, los datos del artista, las medidas de la obra y el precio, que puede ir desde $ 500 hasta más de $ 6000.

“Nosotros curamos las obras que se van publicando. Antes de publicar, hacemos una selección para que se suban cosas relativas al arte; y también hacemos una selección para que en la parte superior del sitio estén expuestas las obras que más le pueden gustar al público”, explica el co fundador del sitio.

Una vieja frase española asegura que el arte y la guerra tienen algo en común: ambos se observan de lejos. Pero la distancia entre el artista y el comprador, que se achica en cuanto a localizar la obra que a uno le gusta, se vuelve más grande ya que no se puede conocer en persona el trabajo hasta que se compra. Rosental detalla que, en los Estados Unidos y Europa, esto es habitual. “Más del 64 por ciento de las ventas en esos mercados se hacen online”, afirma el emprendedor. Y agrega: “Hoy las grandes casas de subastas no sólo aceptan las ofertas telefónicas, sino también las online”.

mero arte imgEmprendedores. Con el resto del equipo de viaje de negocios, Cavanagh y Rosental posan para la cámara. Foto: MeroArte.

El artista publica gratuitamente sus obras y dispone cuál es el precio. Los emprendedores, a veces, lo aconsejan si consideran que el valor está por debajo o por encima de lo que el comprador podría llegar a pagar, pero finalmente es el artista quien decide.

Tras comprar la obra, la misma se paga por MercadoPago y se envía por correo privado (OCA o DHL). Mientras tanto, los emprendedores se quedan con una comisión del 10 por ciento sobre la venta (aunque estudian aumentar ese porcentaje) y con el 6 por ciento correspondiente a la tasa de mercado pago.

El proyecto comenzó con una inversión inicial de $ 50 mil y esta semana se cerró un acuerdo con las aceleradoras NXTP Labs y con Naranya Labs (aceleradora mexicana). Para fin de año, los emprendedores proyectan facturar $ 800 mil. No hay que olvidarse de la frase atribuida a Andy Warhol: “El arte comercial es mucho mejor que el arte por el arte”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas