El Ministerio de Producción lanza un programa para financiar emprendimientos en etapa inicial
Emprendedores

El Ministerio de Producción lanza un programa para financiar emprendimientos en etapa inicial

Se podrá aplicar a través de incubadoras asociadas a la cartera. Además de asistencia técnica, el fondo proveerá ayuda financiera por hasta $ 150 mil.

Por Carolina Potocar 04 de Julio 2016

El Ministerio de Producción anunció el pasado viernes el lanzamiento de Fondo Semilla, un programa destinado a asistir técnica y financieramente a emprendimientos con en etapa inicial. “Conseguimos la posibilidad de financiar emprendedores desde el individuo hasta la consolidación de la empresa, desde la validación de la idea, hasta ya modelos de negocios más consolidados”, introdujo a Apertura.com Esteban Campero, subsecretario de Emprendedores, luego de presentar Fondo Semilla frente a un auditorio lleno de entusiastas que se reunieron en el Centro Cultural San Martín para escuchar el anuncio de la noticia.

El funcionario especificó que esta nueva herramienta se dirige a quienes estén buscando “juntar esos primeros pesos que le pedís a familiares y amigos para comenzar a emprender”. “Nosotros creemos que tiene sentido que haya una política pública que cumpla la función de proveer ese primer dinero que se utiliza para validar una idea y hacer los ensayos de prueba y error que sean necesarios”, agregó.

Los emprendedores que quieran aplicar al programa deberán cumplir con los siguientes requisitos: estar trabajando en proyectos innovadores con o sin impacto social que repercutan regional, local o sectorialmente en materia de empleo (calidad, calificación e ingresos) y desarrollo de proveedores o clientes. A su vez, serán apreciados aquellos productos o procesos que permitan la mejora de la competitividad y la modernización tecnológica u organizacional del sector productivo destinatario de la innovación.

“Nuestro gran desafío con esta herramienta es el poder democratizarla y hacerla llegar a todas las provincias. Por ahí lo que no es innovador en la Ciudad de Buenos Aires o en el barrio de Palermo sí lo es en Formosa o La Rioja, por eso queremos trascender las capitales de provincia; para nosotros trabajar en todo el país es trabajar en el interior del interior”, sostuvo Campero.

Para llegar a los lugares más recónditos del territorio argentino, la subsecretaría de Emprendedores y Pymes trabajará con organizaciones incubadoras encargadas de hacer la preselección de proyectos. Estas entidades acreditadas, que hasta ahora suman 60 pero que el gobierno estima llegaran a ser 100 –entre universidades, municipios y ONGs– recibirán hasta $ 20 mil por cada proyecto que finalice calificando como merecedor de la asistencia del Fondo Semilla.

El empleado de la cartera anunció también la futura realización de concursos para brindar asistencia destinada al fortalecimiento institucional de 30 organizaciones, las cuales podrían recibir hasta $ 1 millón. “Queremos apoyar a las organizaciones que trabajan con emprendedores, porque los bancos no te suelen poner la plata cuando estás intentando validar tu idea”, añadió.

Los emprendedores, las empresas productivas con una antigüedad menor a 1 año de actividad económica verificable, y aquellas empresas productivas con impacto social y una actividad económica verificable menor a 4 años que consigan obtener la ayuda del gobierno recibirán, además de la asistencia técnica de incubadoras, una asistencia financiera por un monto mínimo de $ 50 mil y un máximo de $ 150 mil, que tendrá que ser destinado a las acciones de puesta en marcha o desarrollo y fortalecimiento de su proyecto (especificadas en las condiciones del programa Fondo Semilla).

“Planificamos el monto según la cantidad de dinero que creíamos necesaria para la etapa inicial de un emprendimiento; no hubo ningún tipo de restricción”, aclaró Campero. Del mismo modo, expresó: “Para nosotros es un gran desafío mejorar la experiencia del usuario: tratar con el estado siempre es muy traumático y los tiempos son muy largos. Por eso estamos planteando la evaluación y seguimiento de casos de manera tal que no pase mucho tiempo para que cada emprendedor reciba el dinero, no sólo por el impacto que pueda tener la inflación, si no por el desaliento que implica en un proceso tan particular”.

El programa, que replica el modelo de Israel pero ajustado “a la Argentina”, busca promover la potencia creativa en todo el país, la cual según el funcionario “muchas veces no se puede canalizar porque no están los instrumentos para poder hacerlo”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas