Diez claves a tener en cuenta al elegir un MBA
Emprendedores

Diez claves a tener en cuenta al elegir un MBA

La decisión de realizar una maestría implica enfrentarse a una extensa y diversa oferta de programas y opciones. Los especialistas brindan sus recomendaciones.

29 de Octubre 2012




Cuándo hacerlo: ¿Recién terminada la carrera de grado o tras algunos años de experiencia laboral?
"Muchas veces los candidatos se apresuran a cursar posgrados al terminar la carrera de grado y no creo que sea lo más sensato", afirma Clara Pazos, quien dirige el evento Posgrados MBA Forum. Recomienda cursarlo luego de algunos años de experiencia laboral. De un modo similar opina Lou Chios, consultor de MBAs para América Latina. “Una persona debe hacer un MBA después de al menos dos años de experiencia profesional, ya que esa es la forma en la que puede beneficiarse al máximo del programa, relacionando sus experiencias de trabajo a las clases que toma y compartiendo ideas con sus compañeros de curso”, explica.

Dónde hacerlo: ¿En la Argentina o en el exterior?
“Los posgrados nacionales de mejor nivel no tienen nada que envidiar a los internacionales desde el punto de vista del contenido y calidad de los profesores, pero no tienen la experiencia internacional”, sostiene Paula Molinari, directora de la consultora Whalecom. En este mismo punto se apoya Chios al afirmar que, para alguien de la Argentina, él recomienda realizar el MBA en el exterior. “Los estudiantes se exponen así a diferentes maneras de pensar y ver el mundo. Además, les da la posibilidad de forjar contactos o de obtener una experiencia de trabajo internacional”, señala. Diego Valenzuela, egresado de la primera camada (1998-1999) del MBA full-time del IAE Business School, coincide con estas perspectivas, pero remarca que “si la persona planea trabajar en la Argentina, entonces le conviene cursar el posgrado acá, ya que ninguna empresa en el país se lo va a pagar como las de afuera.

EJECUTIVOS OFF
Universidad: ¿En qué basarse para elegirla?
Los parámetros son variados, pero están sujetos a los objetivos y posibilidades del alumno. Wally Kairuz, quien desde hace 30 años se desempeña como preparador de exámenes y consultor de admisiones da sus consejos: “Primero y principal, que la universidad se ajuste a las metas personales y profesionales que uno tiene, y el potencial de networking - señala-. Luego, los servicios de colocación, la proporción de estudiantes internacionales, la metodología y la ubicación, aunque no necesariamente en ese orden”.

Dedicación: ¿Part-time, full-time o Ejecutivo?
Según la Encuesta de Postulantes 2012 de QS TopMBA.com, red global de carreras que organiza eventos como el QS World MBA Tour, la amplia mayoría de los candidatos (55,1% de 4.538 encuestados) prefiere una dedicación full-time al cursar un MBA, mientras que el 17,5% opta por la part-time y el 11,7% por el programa ejecutivo. De todas maneras, Kairuz asegura que la respuesta en torno a cuál es más conveniente depende de las necesidades y antecedentes del candidato. “Recomiendo a quienes cuentan con 4/5 años de experiencia significante que hagan el MBA full-time. El part-time es aconsejable si el candidato está siendo patrocinado”, explica.

Modalidad: ¿Presencial o a distancia?
“Es mejor realizar cursos presenciales, ya que el alumno se enriquece no sólo con las clases que dicta un docente sino con la interrelación con sus compañeros. No obstante, para aquellos que trabajan lejos de centros urbanos, un buen curso a distancia es válido”, afirma el Juan Carlos Alonso, docente del Consejo de Ciencias Económicas. En los últimos años se observa una tendencia creciente del número de personas que opta por realizar su MBA a través de internet o a distancia. De acuerdo con la Encuesta de Postulantes, en 2012 el 15,6% de los 4.538 consultados señaló a esta como su modalidad de preferencia, mientras que el año anterior el 11,7% (de 4.527) lo hizo y en 2009 solo el 4,6% (de 4.223). Las razones detrás de este fenómeno, explica Keli Campos, gerente de contenidos del directorio de educación EducaEdu.com, es que “la calidad de los cursos ha mejorado y que este tipo de modalidad ofrece beneficios, tales como el ahorro de tiempo y la flexibilidad en los horarios, además de ser más económica”.

Metodología: ¿En qué aspecto hay que reparar?
La metodología que generalmente se aplica en los MBAs es la del caso. Así lo describe Luciano Grisenti, egresado del MBA part-time del IAE Business School (2008-2009): “Algunas materias lograron la realidad de manera extraordinaria, con simulaciones reales, actores y juegos de role-playing que cumplieron con la premisa de hacerte vivir la experiencia en un ambiente controlado”. Otra característica de la metodología en la que hay que reparar, según consigna Bertie Benegas Lynch, gerente general de Universia Argentina, son las herramientas que provee al alumno en cuanto a su formación como líder. “La calidad académica se tiene que medir no sólo teniendo en cuenta la formación de técnicos, sino la de personas apuntando a los liderazgos, por lo que tiene que reforzar las cuestiones personales y éticas relacionadas con estos roles", afirma.

Networking: ¿Cuál es su relevancia en un MBA?
“El networking es una de las partes más importantes del MBA y la mayoría de sus estudiantes coinciden en que es uno de los principales beneficios de haberlo cursado”, señala Carlos Ramos, asesor internacional para América Latina de Association of MBAs, entidad internacional que, desde 1967, conecta a estudiantes y graduados de MBAs, escuelas de negocios acreditadas y empleadores en más de 110 países. Explica que, al estar su alumnado compuesto por personas provenientes de diferentes sectores y países, los MBAs construyen importantes conexiones a nivel mundial, que pueden ayudar a los candidatos en sus negocios en el futuro o a conseguir empleo cuando lo requieran.

Duración: ¿Cuánto tiempo dura un MBA?
“Hasta hace dos años el modelo dominante era el programa de dos años, pero, últimamente, los programas más cortos están ganando terreno”, afirma Simona Bizzozero, jefa de Relaciones Públicas de QS. “Incluso los programas tradicionales están siendo cada vez más flexibles, permitiendo una duración más corta si el candidato demuestra que ya posee algunas de las competencias requeridas”, describe. Esta tendencia, explica, es muy popular en Europa y los Estados Unidos. Según Keli Campos, esto también está sucediendo en la Argentina, donde “muchas universidades están apostando a los programas acelerados de posgrado”.

Admisión: ¿Qué requisitos son necesarios?
Los requisitos de admisión de un MBA, según describe Chios, incluyen el examen GMAT (o similar), ensayos en los cuales el candidatos se describe a sí mismo y a sus objetivos de carrera, entrevistas y un recuento de su experiencia. La admisión en las universidades nacionales, opinan los egresados del IAE Valenzuela y Grisenti, no es tan compleja como lo es en el exterior. Esto sucede porque allí, explica Kairuz, los requisitos están rodeados de ambigüedad, por lo que “los candidatos nunca están seguros de cuál es el factor X que determinará su admisión”.

Precio: ¿El costo es un impedimento?
“Un MBA es una gran inversión”, afirma Bizzozero, y esto es así tanto para los programas nacionales como para los internacionales, si bien son más accesibles los primeros. De todas formas, enfatiza, “el costo no debería ser un obstáculo insuperable, aunque ciertamente exige más investigación sobre qué tipo de ayuda financiera está disponible para quienes no puedan financiarlo”. En este sentido, hya que destacar que la mayoría de las universidades ofrece becas, parciales y completas, y formas de ayudar a la financiación. Si bien la inversión es alta, Ramos asegura: “Los estudiantes obtienen una devolución a la inversión”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas