Costos y competitividad, los desafíos para las pymes en 2013
Emprendedores

Costos y competitividad, los desafíos para las pymes en 2013

Desde diversos sectores, empresarios del sector y analistas hacen un balance del año que termina y desgranan los retos para el año que comienza. Cuáles serán las estrategias para mejorar la productividad en un contexto de inflación.

27 de Diciembre 2012




En estado de alerta. Así cierran las pymes el año y se preparan para 2013. Para los meses que vienen, los empresarios resaltan en la agenda temas vinculados con la inflación, aumento de costos, pérdida de rentabilidad y una impostergable apuesta a la competitividad.

En el corto plazo, "en lo que respecta a la competitividad de las pymes industriales, el crecimiento de costos directos de producción en dólares persiste en el orden del 20% anual (al tercer trimestre de 2012 según el Observatorio PyME y BCRA), pese a que su ritmo viene moderándose. En el acumulado de los primeros nueve meses, los costos directos de producción registra una variación interanual de 25% en dólares respecto de igual periodo de 2011", dice Marcos Cohen Arazi, economista de IERAL Pyme de Fundación Mediterránea.

dolarres - iMG COtos
En materia de perspectivas para 2013, la proporción de empresas con expectativas negativas de rentabilidad equivale a 1,5 veces la de aquellas con percepción positiva, es decir que predomina el pesimismo. "Pese a que se aprecia una reversión en la última medición, hay dos elementos insoslayables: las perspectivas actuales de rentabilidad distan de ser tan optimistas como las de 2005, aunque son sustancialmente mejores que al final de 2008, cuando la relación entre expectativas negativas y positivas era de siete veces", dice.

Hoy, los principales problemas que manifiestan las pymes industriales son: disminución de rentabilidad y aumento de costos. “Una de cada 10 de estas firmas se considera favorecida por los controles de importaciones, y gran parte se ve afectada por la dificultad para acceder a insumos", agrega. Vicente Donato, director de la Fundación Observatorio Pyme, destaca que el tercer trimestre de 2012 muestra un repunte de la cartera de pedidos de las pymes industriales, "pero venimos de un año malo que cerrará con una caída promedio entre 6 y 8%. La sensación de los empresarios es de alta incertidumbre".

Según sus relevamientos, además, el empleo cayó en 2012 y no se esperan incorporaciones para el año próximo. "El Indice de Confianza del Empresario PyME muestra un repunte positivo. Los empresarios esperan que los síntomas de crecimiento se mantengan el año próximo", dice Donato.

Desde adentro
Desde el sector metalúrgico, Pablo Reale, director de Tecsener, empresa especializada temas energéticosy presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica (Camima) analiza 2012 como un año “complicado”. “Veníamos de un crecimiento de un 12% en 2011 a casi 2,5 o 3% este año”, repasa. Lo que más afectó a su rubro fue la caída en autopartes y de maquinaria agrícola. Sin embargo, es optimista hacia el año que comienza: “Se prevé un 2013 con buena demanda de Brasil y buena producción automotriz, lo que tracciona la cadena de autopartes y de proveedores de insumos y de máquinas y equipos”, sostiene.

Entre otros factores, también destaca la recuperación en la producción de carne (se están incrementando órdenes de equipos para la cadena de valor); los buenos niveles previstos para la agricultura, con la soja a la cabeza, que tracciona sobre maquinaria agrícola y agroquímicos; las inversiones en materia energética en busca de reservas de gas y el despegue de la minería en cuanto a sustitución de importaciones. “Podemos pensar en un crecimiento de alrededor 4% para 2013”, pronostica Reale.

Con vistas a 2013, Reale destaca la necesidad de aumentar la oferta crediticia para la inversión pyme. “Si bien la reforma de la Carta Orgánica del BCRA ha permitido que el Estado se ponga como meta redireccionarlo, el crédito es caro. Esto limita porque todos necesitamos invertir”, dice. También le inquieta el alza de precios y mantener el poder adquisitivo del salario: “De ninguna manera hay que ceder a las recetas de enfriar la economía, pero se debería avanzar en una reforma tributaria progresiva que no implique desfinanciar al Estado”. Por ejemplo, cita el antiguo reclamo de las pymes de poder descargar inversiones en el impuesto a las Ganancias.

El balance 2012 del sector textil es positivo. El primer semestre registró un crecimiento del 4% con respecto al mismo periodo de 2011, mientras que el segundo tendría una suba en el orden del 7/8%, con lo cual el crecimiento interanual estaría cerca del 6/8%. “Adjudicamos este crecimiento a la eficiente administración del comercio exterior y al trabajo conjunto entre el sector y la aduana para combatir las importaciones ilegales”, sostiene Marco Meloni, presidente de la Fundación Pro Tejer. “Después de la nueva experiencia metodológica, estamos listos, Estado y empresarios para trabajar conjuntamente dando como resultado al 2013 como unos de los años con mayor inversión textil de los últimos 50 años”, apunta Meloni.

Puerto IMG
Pablo Godoy, director de la empresa de ropa femenina cordobesa Cuesta Azul coincide en que pertenece a un sector beneficiado por la política de sustitución de importaciones. “El 2012 vivimos un amesetamiento en el sector. En Cuesta Azul mantuvimos el ritmo de crecimiento, entre otras cosas porque pusimos un pie en Buenos Aires. También innovamos en desarrollo de producto, y encaramos una fuerte inversión en marketing y posicionamiento de la marca”, cuenta el empresario.

Al igual que otros empresarios, remarca que la inflación es el tema más inquietante “porque se expresa en el corrimiento de los costos y complica la política de precios”. Por otra parte, apunta que la contratación de RR.HH. capacitados seguirá siendo un desafío en la industria textil. “Si hay mayor rivalidad competitiva, gana el que tiene el mejor personal”, asegura. Cuesta Azul tiene proyectado crecer con franquicias en todo el país. La firma nació en 2003 en La Carlota, Córdoba y hoy tiene una facturación de $ 4,5 millones.

Factores en pugna
Desde el universo del cuero, Daniel Donikián, presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero (CIMA), sostiene que el sector dejó "de ser competitivo por dos factores: el contexto internacional y los elevados costos. En ventas al por mayor, gracias a la política de sustituciones de importaciones, las marcas y distribuidores que antes solo importaban, ahora ven la importancia de hacer un mix, entre compra nacional e importada, lo que le dio a la industria local nuevos clientes y la recuperación de producciones a escala. Por ello hoy estamos empezando a pensar en innovación tecnológica", dice. En esta línea, también será clave para 2013 la capacitación del sector, tras la competitividad buscada.

Su principal preocupación pasa por la pérdida de cuotas de exportación. "El año próximo será delicado. El mercado no soporta aumentos de precios ya que los salarios aumentaron más que la inflación. No se pueden seguir dando las subas salariales que se firmaron hasta ahora; incluso el 17% del que se habla nos resulta alto", sostiene.

También Hernán Cid, gerente Comercial de Cid Pharmapackaging, especializada en packaging para la industria farmacéutica, coincide en señalar la inflación como el tema más preocupante "porque afecta los márgenes de rentabilidad, aumentan los costos y, dada la competencia, es muy difícil trasladar el aumento al precio de venta. De todas maneras, por ahora está controlado y somos optimistas con respecto al 2013, con inversiones planificadas para el primer trimestre del año y exigentes objetivos de crecimiento", dice el miembro de firma familiar con 45 empleados y este año creció un 30% respecto de 2011.

Segmento emprendedor
Como representante del segmento juvenil emprendedor empresario, Nicolás Morelli, presidente de Fedaje y titular de la consultora Market Portal, afirma que el acceso al financiamiento sigue siendo una materia "difícil para los jóvenes que no siempre contamos con los dos primeros años de antigüedad", al tiempo que reclama por un sistema diferenciado de impuestos para las empresas nacientes.

"El desafío es acompañar un proceso industrial de sustitución de importaciones. Trabajamos con un segmento más que emprendedor, por lo que vemos oportunidades donde otros ven trabas. Tenemos que fortalecer y defender el mercado interno que es el que nos permite tener pymes más fuertes", remata.

Desde Peisa, la firma productora de equipos de calefacción y agua caliente, su gerente General Mariano Salgado, cierra un balance "positivo en líneas generales, con un primer semestre en crecimiento y una segunda parte neutra. Nos preocupó más la inflación, las interrupciones en la producción por falta de insumos, la importación de productos finales versus costos internos, la tasa de financiación de capital de trabajo e inversiones y el costo de mano de obra y competitividad", enumera.

En la compañía, la clave 2013 estará vinculada a lo que suceda con la construcción, la política de importaciones, las tasas, los costos de mano de obra, el valor del dólar y la inflación. "Mis expectativas son moderadas. Prevemos inversiones orientadas a la mejora de la productividad y no agregaremos personal pero sí apostaremos a la capacitación de los existentes", cierra.

Para el gerente General de la empresa de envases flexibles y embalajes Coresa Argentina, Pablo Rumelfanger, el arribo a fin de año es positivo tras un “año complejo”. “Los temas que más nos preocupan son la inflación y los costos. Pero hemos cumplido con los objetivos proyectados y mantuvimos el liderazgo pese a que la inflación erosionó parte de nuestros márgenes”, dice. En este sentido, en su agenda tiene como un punto clave el manejo de los costos. “Será importante el clima de confianza que se genere en un año electoral. Además, considero que son necesarias medidas que ayuden a la exportación”, acota.

Inversiones e industrialización
Marcelo Fernández, presidente de la Confederación General Empresaria (CGERA), evalúa que el sector pyme se amplió, pero "tenemos la responsabilidad de continuar invirtiendo. Es necesario seguir industrializando el país. El acceso al crédito es un punto importante. El año político es otro aspecto crucial", dice.

Los puntos clave, enumera, pasarán por los costos. "El tema de precios es una discusión seria que debemos darnos los empresarios, especialmente aquellos formadores de precios. Los costos y la inversión son las variables fundamentales para que nuestro sector pueda seguir desarrollándose. Confiamos en que el nivel de empleo va a crecer y que 2013 será un gran año para el país y las pymes", dice .

Desde el sector IT, la compañía NeuralSoft cierra el año con excelentes resultados. El ejercicio duplica al cierre de 2011, con un total de $ 45 millones de facturación y proyecta un crecimiento en torno a los $ 60 millones para 2013. "Es una necesidad seguir creciendo, ganando terreno y sumando talentos para que fundar una identidad nacional en el desarrollo de nuevas tecnologías", sostiene Gustavo Viceconti, fundador y CEO de la firma.

 
La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el suplemento PYME (27.12.2012)



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas