Cómo manejar el estrés y la ansiedad como lo hacen los exitosos
Emprendedores

Cómo manejar el estrés y la ansiedad como lo hacen los exitosos

Un especialista en Inteligencia Emocional reveló algunas técnicas para lograrlo.

30 de Junio 2015

Mayores ventas, mejor capacidad de adaptación y hasta mayores ingresos. Según un estudio de la Universidad de Florida, estos son algunos de los beneficios que disfrutan quienes sienten que tienen el control de lo que sucede en su vida y se muestran seguros de sus habilidades.

Travis Bradberry, especialista en Inteligencia Emocional y presidente de la consultora TalentSmart, se basó en esa y otras investigaciones para detectar aquello que permite a los “exitosos” controlar el estrés y la ansiedad: el poder de autocontrol. A partir de este descubrimiento, publicó en un post de LinkedIn algunas técnicas para lograrlo:

1) Estar preparado para el cambio. Un buen ejercicio para desarrollar esta capacidad es tomarse un tiempo cada una o dos semanas y anotar en una lista cosas que posiblemente podrían modificarse repentinamente. Por más que ello no suceda, el solo hecho de pensarlo permite abrir la mente y estar más afilado al momento de responder a desafíos inesperados.

2) Enfocarse en las libertades, y no las limitaciones. Teniendo en cuenta la lista previa, pensar todas las formas en que se puede responder a esos cambios con acciones propias. Según el presidente de TalentSmart, puede resultar sorprendente para quienes creen no tener el control de todo lo que les sucede.

3) Reescribir el “guión” mental. Para asimilar el “guión” mental propio al de una persona exitosa, Bradberry propone pensar en una situación difícil vivida recientemente y recordar todos aquellos pensamientos que impidieron brindar una respuesta más efectiva en el momento. Luego, escribir el “guión” que se hubiera deseado seguir, y volver a él en futuras situaciones de estrés.

4) Detectar y detener los pensamientos negativos. Según el especialista, la mayoría de las veces los pensamientos negativos son solo eso: pensamientos, y no hechos. Para comprobarlo, propone detectar los momentos en que la negatividad se apodera de cada uno y anotar lo que  estaba pasando por la mente en ese instante. Palabras como “nunca”, “siempre” o “peor” son indicios de que eso que se pensaba está lejos de ser un hecho. Si aún después pasar el listado por este examen existen dudas, mostrarlo a un colega o amigo para testear si ellos están de acuerdo o no con lo que allí se afirma.

5) Ser agradecido. No solo se trata de “lo correcto”, sino que reconocer las bondades propias de cada uno disminuye la ansiedad, ya que reduce en un 23 por ciento la hormona de la ansiedad, el cortisol.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas