Afluenta, la plataforma que quiere competir con los bancos
Emprendedores

Afluenta, la plataforma que quiere competir con los bancos

La comunidad online cuenta con 4000 miembros y proyecta facturar $ 2,5 millones. Cómo es el sistema que utiliza este emprendimiento a la hora de brindar créditos.

15 de Enero 2013




Un taekwondista quería viajar al mundial de Taekwondo celebrado en Canadá. Un viajante quería dinero una travesía y una mujer realizarse una cirugía estética. Todos ellos se parecen en algo: apelaron a una red de finanzas colaborativas para cumplir sus objetivos.

El concepto puede sonar demasiado abstracto: red de finanzas colaborativas. Pero explicado es otra cosa, algo totalmente concreto: un sitio que ofrece la posibilidad de prestar –o recibir- dinero a tasas totalmente diferentes a la de los bancos y sin intermediarios financieros. Eso es Afluenta, la primera red de finanzas colaborativas de América latina que pretende juntar la oferta y la demanda en su portal, y brindar a sus usuarios/clientes una opción para invertir, en tiempo en que el dólar, uno de los principales refugios de los ahorros argentinos, está bajo la llave del cepo cambiario.

Quienes deseen invertir deberán darse de alta en el sitio y transferir el dinero desde la cuenta bancaria donde se encuentre. El monto mínimo de inversión –o préstamo- para los microcréditos va desde de $ 100 hasta el 5 por ciento del valor solicitado. El límite está en sintonía con el modelo de negocio: diversificar el dinero en muchos solicitantes para disminuir el riesgo, ya que si alguien no llegara a pagar, es el prestamista quien pierde el dinero.

Monedas _ IMG
Ese punto es, quizás, el de mayor diferencia con el modelo bancario, donde la entidad es la que corre el riesgo pero ofrece, sin embargo, un interés mucho menor. Traducido a dinero, los montos a solicitar van desde $ 5 mil hasta $ 80 mil. Y los prestamistas pueden otorgar desde $ 5 mil hasta $ 100 mil.

En el caso de Afluenta, el interés en caso de invertir $ 10 mil podría llegar a ser del 27 por ciento anual en el mejor de los casos. Esta opción se enmarca entre otras que ofrece el sitio. Sobre el riesgo, desde la empresa realizan una investigación de quien solicita el dinero –tanto en el Veraz como en el Banco Central- con el objetivo de que el solicitante sea solvente.

“Afluenta es una red donde nosotros administramos préstamos entre personas que, en lugar de ir al banco, solicitan dinero a otros individuos”, explica, en diálogo con Apertura.com, Alejandro Cosentino, presidente y fundador. “Es un fenómeno donde se da la eliminación de la intermediación del sistema financiera. Le damos la seguridad de que las personas que piden son solventes, porque hacemos un estudio de sus ingresos, de que sean personas identificables”, cuenta sobre el emprendimiento que arrancó hace cuatro meses.

Pese a su joven vida, ya cuenta con 4000 miembros en su comunidad, y apuntan a llegar a los 30 millones de préstamos generados para fines de 2013. El emprendimiento requirió de una inversión de US$ 1 millón y, de acuerdo con Cosentino, los últimos meses del próximo año encontrarán a la empresa con el dinero recuperado y una facturación de $ 2,5 millones. Sin embargo, Afluenta no está solo en el mercado. Sitios como Weemba también compiten por ofrecer créditos a la medida de los usuarios.

Liquidez e interés, bajo la lupa

Mientras tanto, sobre la liquidez, el modelo de negocios está pensado, según explica el fundador, para un “horizonte largo”. “La liquidez en Afluenta tienen un horizonte de dos o tres años; sin embargo, desarrollamos algo llamado “intercambio”, que le permite a las personas después de 6 meses, vender su participación en la cartera de crédito y adquirir otra”, detalla.

La otra diferencia con el sistema bancario radica en las tasas de interés. “Nosotros cobramos una comisión de 4 por ciento a los solicitantes, que se efectiviza a la hora que te lo dan. Y a los que invierten le cobramos el 2 por ciento cuando vuelve a la cuenta”, cuenta Cosentino y argumenta la baja tasa: “Por nuestra estructura y por nuestra naturaleza (no tocamos el dinero) tenemos una comisión más baja”. La estructura cuenta con el aval de la Comisión Nacional de Valores, ya que se trata de un fideicomiso donde Afluenta es el administrador. Los inversores son fiduciantes y a la vez beneficiarios del resultado de la actividad.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas