Trumpfobia: la postura del nuevo líder político preocupa a científicos y ambientalistas
Economía Creativa

Trumpfobia: la postura del nuevo líder político preocupa a científicos y ambientalistas

Niega el cambio climático, propone cancelar la participación de Estados Unidos en el Acuerdo de París y revertir las políticas ambientales de Obama. El por qué del temor por el impacto ambiental de la era Trump.

Por María Ana Ventura 11 de Noviembre 2016

“El concepto de calentamiento global fue inventado por los chinos para quitarle competitividad a la industria norteamericana” publicó Donald Trump en su cuenta de Twitter el 6 de noviembre de 2012.  Esta es sólo una de las polémicas afirmaciones del nuevo presidente electo de los Estados Unidos que asustan a los científicos y ambientalistas del mundo.

Con el control de la presidencia, la Cámara, el Senado y al menos un asiento de la Corte Suprema para cubrir, el Partido Republicano tendrá la oportunidad de hacer cambios radicales en los próximos cuatro años de gobierno de los Estados Unidos. Por eso, se vuelve importante saber ¿cómo es la postura de Trump con respecto a los principales problemáticas ambientales?

Mientras Hillary Clinton señaló a la protección de la vida silvestre y de los animales, y al cambio climático como temas principales de su campaña, Trump no incluyó ninguna temática ambiental en su plataforma política. Todo lo que se conoce al respecto es a partir de declaraciones en medios y en sus redes sociales.

Aunque en los debates de septiembre desmintió su polémica afirmación acerca del cambio climático,  Trump plantéo su voluntad de cancelar la participación de los Estados Unidos en el histórico Acuerdo de París que establece objetivos para revertir los efectos del calentamiento global, al que adscribieron casi 200 países en diciembre pasado. Es importante recordar que este país es el segundo mayor emisor del mundo después de China.

Además, en una entrevista al portal ScienceDebate, Trump implicó que los Estados Unidos no deberían gastar "recursos financieros" en el cambio climático. En su lugar, tendrían que usarlos para asegurar que el mundo tenga agua limpia, eliminar enfermedades como la malaria y en la producción o desarrollo de fuentes alternativas de energía. "Todavía hay mucho que necesita ser investigado en el campo del cambio climático'", dijo. "Debemos decidir la mejor manera de proceder para que podamos hacer las vidas mejores, más seguras y más prósperas".

Trump afirmó también que reactivaría la industria del carbón, expandiría el desarrollo de combustibles fósiles, relajaría las restricciones a la producción de energía en terrenos públicos y acabaría con el Plan de Energía Limpia de la administración Obama, que tenía como objetivo reducir las emisiones de las centrales eléctricas. El Congreso controlado por los republicanos bajo el cual trabajará Trump comparte muchas de sus metas.

Teniendo en cuenta las posiciones cambiantes de Trump durante su campaña electoral y la incertidumbre sobre quién será su referente en estos temas, no está claro cuáles son las decisiones que tomará efectivamente. Pero existe una preocupación generalizada entre activistas y expertos de todo el mundo acerca de sus declaraciones y su voluntad de revertir las políticas del presidente Obama.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas