Por qué a las empresas estadounidenses les interesa el código postal de sus clientes
Economía Creativa

Por qué a las empresas estadounidenses les interesa el código postal de sus clientes

La costumbre de pedirle esa información a los consumidores tiene una explicación relacionada con el marketing. El caso de California.

26 de Junio 2013

Es muy común en los Estados Unidos. Uno se acerca a un comercio, compra un producto y el vendedor le pide el código postal. No es un producto que se enviará por correo. Entonces, ¿Para qué lo solicitan?

El objetivo que se esconde detrás tiene que ver con una estrategia de marketing. Con el código postal y el nombre del comprador, ciertas empresas se encargan de generar bases de datos. Así, logran tener información de los clientes y generar perfiles de comprar. Luego, venden esas bases de datos a las empresas.

Una de las empresas dedicadas a tal fin es Fair Isaac, una compañía conocida por sus puntuaciones de crédito FICO, y que también ofrece un servicio de base de datos. "Se requiere un mínimo de información al cliente capturado en el punto de venta, sólo el nombre de él o su número de teléfono o código postal”, explicaron desde la empresa en una nota publicada recientemente. De acuerdo con la empresa, se pueden impulsar los alcances del marketing de una compañía hasta “un 400 por ciento” gracias a este sistema.

correo
Otra firma, GeoCapture, cruza la información recogida en una base de consumo global para devolver una dirección exacta. "La precisión es del 100 por ciento”, aseguraron.

Sin embargo, hay casos donde el cliente se niega y termina en una pelea con el vendedor. Jo Anna Davis una clienta fiel de Ulta, la compañía de cuidado de la belleza. En una ocasión, compró un kit de cuidado de la piel que le causó una reacción no deseada. Llevó el kit para cambiarlo y recibir un reembolso. Al ser consultada por su código postal, se negó a darlo, por lo que el empleado llamó al encargado, quien se negó a darle el recibo por la operación. Todo terminó con Jo Anna Davis en la vereda de la tienda.

En California, mientras tanto, la justicia terminó fallando en contra del pedido del código postal. Una clienta se lo brindó a Williams-Sonoma, empresa dedicada a la venta de utensilios de cocina. Al descubrir la finalidad del código postal, llevó el caso a la justicia. Finalmente, la Corte Suprema de California sentenció, en 2011, que las tiendas no pueden exigir a los clientes el código postal.

Más tarde, el fallo tomó forma de legislación y ahora una ley prohíbe el pedido del código postal. Otros estados, como Massachusetts, ya están estudiando la cuestión. Mientras que en otras tiendas de los Estados Unidos, pedir el código postal sigue siendo una costumbre.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas