Estanislao Bachrach: “Como es tan sexy, todo el mundo quiere innovar”
Economía Creativa

Estanislao Bachrach: “Como es tan sexy, todo el mundo quiere innovar”

El biólogo molecular habló sobre el boom de la innovación y dio consejos sobre cómo hacer explotar la creatividad en una organización.  Por Carolina Potocar 22 de Mayo 2015

 


En la era en la que parece que ya todo ha sido inventado, la innovación se ha vuelto el ingrediente secreto que todo producto exitoso debe tener. Para Estanislao Bachrach, quien dio clases en la Universidad de Harvard, la mayoría de las innovaciones que consumimos son del nivel de un iPod. Sin embargo, el biólogo molecular asegura que creer que hay que competir con Apple para innovar es un gran error.

“Pensemos qué podemos hacer mejor de lo que ya hacemos agregándole valor al usuario y aportándole novedad”, definió Bachrach, durante la Primera Jornada de Recursos Humanos en Salud, organizada por la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales privados (ADECRA-CEDIM).

También, aseguró que otro de los problemas con la innovación es que está de moda: “Como es tan sexy, todo el mundo quiere hacerlo”. El autor de  “Ágilmente” y “En cambio” advierte que la gente quiere innovar todo el tiempo en todo, y cuando una pared tiene humedad no hay por qué innovar. Así, Bachrach opinó que la innovación es una herramienta riesgosa, de mucha incertidumbre, y por ello, la parte más difícil de innovar es entender cuándo es posible y necesario hacerlo y cuándo no.

Para el catedrático, la creatividad es un recurso indispensable para poder innovar. Y para adquirir esa capacidad, el mejor ejercicio es “asociar cosas que aparentemente no tienen relación”. Además, agregó que la curiosidad es una característica que potencia la facultad de crear: “Cuanto más curioso sos, o cuanto más empujás la curiosidad en tu organización, más creativo vas a ser”.

En ese sentido, Bachrach aconsejó fomentar tres prácticas que harán explotar la creatividad de una empresa:

Hacer networking. “Si te pasás diez años en Recursos Humanos, no vas a innovar en nada; hay que salir, ver otra gente”,  invitó el biólogo. En la misma línea, Bachrach aseguró que al hablar con alguien que piensa de forma opuesta se desafían las ideas propias y el “abrir la cabeza” se vuelve algo más viable.

Convertirse en antropólogo. “No mires al cliente en el momento de la transacción, miralo antes: cómo entra, cómo viene vestido, si llegó contento o de mal humor”, indicó el escritor de best sellers. Para Bachrach, la observación puede ayudar a descubrir oportunidades de cambio. Sobre esto, adviertió que “el cerebro te dice que mires, pero observar requiere esfuerzo”.

Experimentar. El especialista en neurociencias afirmó que en esta parte de los desarrollos muere la mayoría de las innovaciones, pero que sin prueba, no hay forma de saber si se está cerca de lograr el objetivo o no. “Tenés que poner tu producto frente al cliente y que lo toque, lo agarre, lo pruebe; experimentar es clave”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas