Cómo hacer que la empresa familiar sobreviva a los problemas internos
Economía Creativa

Cómo hacer que la empresa familiar sobreviva a los problemas internos

Daniel Dimare, director de Rasti, explica que el desafío de una empresa familiar es “buscar el equilibrio”. Además, consejos para los que recién comienzan.  Por Carla Quiroga 23 de Julio 2015

 


En 1965, la familia Dimare comenzó con la fabricación de juguetes. Ese inicio, quizás, no les daba a la familia ni siquiera una pista de qué sucedería 50 años después, cuando la empresa Rasti, su sueño hecho realidad, se convirtiera en un referente del mundo de los juguetes y en un clásico argentino.

“Nuestra empresa empezó con el sueño de un inmigrante italiano, mi padre, hace 50 años. Tenía una pequeña fábrica de juguetes y de a poco nos incorporamos nosotros, sus cinco hijos”, cuenta, a Apertura.com, Daniel Dimare, presidente de la empresa y fanático de su trabajo. 

Hoy en día, las generaciones se suceden y, para evitar el caos de la herencia empresarial, Rasti redactó un protocolo de trabajo que se convirtió en bibliografía obligatoria: qué hacer y qué no para evitar conflictos internos. “El desafío de una empresa familiar es buscar el equilibro entre familia-empresa. En nuestro caso, tenemos un protocolo familiar para estipular cómo va a ser la empresa en el futuro, cómo incorporar a las futuras generaciones, qué experiencia tiene que tener quien ingresa, cómo hacer cuando el fundador fallece y quién lo va a reemplazar, entre otras cuestiones”, enumera Dimare.

Innovar. “El mercado del juguete tiene el desafío de reinventarte todo el tiempo”, asegura, entre otras premisas, Dimare. En 2012, la empresa se mudó a una planta industrial de 9000 metros cuadrados, lo que le permitió proyectarse desde otro ángulo. “Ya sea con temáticas, con productos nuevos y con agregados diferentes para el juguete -como tecnología- hay que innonvar”, explica Dimare, quien agrega que otra estrategia para “no quedarse en el molde” consiste en “agregar licencias de personajes famosos”.

Pero, como dice el refrán, el cliente tiene la razón. “Se innova escuchando mucho al consumidor, porque se descubren las tendencias que vienen y es lo que permite que la empresa se reinvente”, destaca el emprendedor. 

Sueño emprendedor. Quien mire a la familia Dimare y quiera ponerse el buzo de emprendedor tiene, por parte del presidente de Rasti, una serie de consejos a seguir. 

“A quien emprende le recomiendo que lo que elige sea algo que le guste, que sienta pasión”, acerca Dimare y suma: “No tiene que buscar la perfección para lanzar un producto; tiene que lanzarlo y luego buscar información ya sea de consumidores o clientes”.

Finalmente, apunta a la educación como un faro a seguir. “Hay que capacitarse porque el futuro es para los que están preparados”, concluye.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas