Hyper Island viene a la Argentina
Economía Creativa

Hyper Island viene a la Argentina

Uno de los fundadores de la escuela digital sueca dará una clase en el país.

Por Carla Quiroga 03 de Noviembre 2015

La escuela de origen sueco de innovación y creatividad digital Hyper Island (www.hyperisland.com) llegará por segunda vez a Argentina.  Entre los días 18 y 20 de noviembre se realizará la Master Class “Digital Acceleration”, abierta a profesionales destacados que buscan profundizar sus habilidades digitales y liderar cambios de paradigma dentro de las organizaciones. La particularidad es que en esta ocasión uno de los mentores será Mikael Ahström, uno de los dueños de este nuevo modelo de educación.

Hyper Island es la escuela digital más importante en el mundo y pionera en su forma disruptiva de generar estímulos acerca del uso de la tecnología digital. Su premisa se basa en el “aprender haciendo”. Sus clases se dictan alrededor del mundo y en ciudades como: Nueva York, Londres, Estocolmo, Singapur, Berlín, San Pablo, entre otras.  

Sus mentores y formadores, de diversas nacionalidades, provienen del mundo emprendedor donde lideran proyectos de escala global, y no del ámbito académico. La experiencia educativa está basada en la participación activa de cada participante, con la finalidad de construir un enfoque diferente para comprender movimientos disruptivos, nuevos hábitos individuales y sociales definidos por la transformación digital.

El punto de partida de cada curso consiste en admitir que hay un problema y que genera incertidumbre en el negocio.  Luego, durante tres días intensivos, la metodología Hyper Island combina espacios de charlas y análisis de situaciones de cambio, dinámicas de grupo, de aplicación de herramientas y construcción de prototipos para plantear soluciones.

Pablo Lorenzo, fundador de Palo -un laboratorio creativo que trabaja para marcas- y Santiago Greco, director de Servicios al Cliente de R/GA Buenos Aires, fueron los impulsores del desembarco de Hyper Island en el país.

“Hyper Island está conformada por personas que vienen del “hacer” y nos identificamos esencialmente con su estilo y pensamiento. Nos moviliza elegir los mejores proyectos para trabajar y es por eso que nos propusimos traerlos a Argentina, en conjunto con R/GA y Google. Estamos felices de poder hacerlo”, comentó Pablo Lorenzo, fundador de PaloTM, uno de los Embajadores de Hyper Island en Argentina.

Un método revolucionario

Hyper Island propone una nueva forma de pensar, una nueva forma de educar. Es una experiencia de aprendizaje intensivo que pone a prueba el pensamiento y percepción sobre la influencia y posibilidades en los medios digitales. Busca salir de las zonas de confort para inspirar a generar un cambio funcional y sostenible frente a los desafíos que enfrenta hoy una organización.

Algunas de las bases del pensamiento y metodología de Hyper Island:

·         Trabajan sobre el cambio y la transformación.

·         Comprobaron que vivir una experiencia real, genera una retención de aprendizaje del 75% más que si sólo se dicta una clase.

·         Surge bajo la necesidad de un nuevo estilo de liderazgo.

·         Estimulan la resolución de problemas de negocios a través de “experiencias de aprendizaje” con casos y marcas reales.

·         Dan un conocimiento más profundo sobre cómo impactarán las nuevas tecnologías en su organización, y estimulan habilidades para cumplir con las necesidades del mercado, de forma creativa y competitiva.

·         No dan conferencias, si no talleres de colaboración, dirigidos por los mejores talentos y formadores de la industria a nivel mundial, que vienen del “hacer exitoso”.

·         Impulsan nuevos modelos de innovación empresarial. Añaden nuevas perspectivas a las formas existentes de pensar y trabajar.

Los orígenes

Hyper Island nace en Suecia en 1995 cuando el grupo fundador, compuesto por Jonathan Briggs y David Erixon, trabajaban en la creación de un CD Rom para un cliente, y debieron afrontar diversos retos para dar a conocer su contenido.

Por ese entonces se dieron cuenta de que no existía un centro que enseñara las habilidades que ellos requerían para una iniciativa que impulsaban. Pronto, la escuela creció y se fundaron sucursales en Nueva York, Manchester y Singapur.

En base a esa experiencia, decidieron reproducir los desafíos a través de lo que llaman “experiencias de aprendizaje” en las cuales los equipos de trabajo deben aprender a resolver los problemas de negocios de los clientes, y por eso se utilizan casos y marcas reales.

Las primeras experiencias fueron realizadas en una prisión de la isla de Stumholmen, en el sudeste de Suecia. “Una de las ironías es que la escuela buscaba representar la libertad del mundo digital mientras que los alumnos estaban confinados en una vieja cárcel”, explica Jonathan Briggs, fundador de la escuela, académico y Troublemaker (creador de problemas), según su propia definición.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Ayelen Smal Reportar Responder

Buenos días! cual es el arancel y requsitos para poder participar del workshop? Muchas gracias!!

Videos

Notas Relacionadas