Rusia 2018: qué país ganaría el Mundial de la riqueza
Economía

Rusia 2018: qué país ganaría el Mundial de la riqueza

Si en vez de competir con sus mejores futbolistas los países lo hicieran con su economía, ¿quién sería el campeón en Rusia? La Argentina, una de las decepciones. Por Francisco Llorens 26 de Diciembre 2017

El próximo 14 de junio, en Moscú, se pondrá en marcha la vigésimo primera Copa Mundial de fútbol. Los entrenadores y los planteles ya se entrenan rumbo a ese objetivo. Sin embargo, si en vez de presentar a sus mejores 11 jugadores en cancha los países pusieran en juego su riqueza, ¿quién se iría con la copa? 

Como variable para imaginar los cruces se tomará el PBI per cápita. Según Daniel Milia, economista y profesor titular de Mercado de Capitales del Departamento de Ciencias Económicas de la UBA, “la comparación correcta es tomar el PBI per cápita en dólares, a precios constantes, para homogeneizar la moneda, tener un patrón común y respetar la estructura de precios relativos”. Se toman los datos del Banco Mundial. En todos los casos son datos consolidados de 2016 excepto Irán, cuyo último dato es de 2015. En el caso de Inglaterra, se toma el producto de Reino Unido.

En el grupo A, los petrodólares de Arabia Saudita la impulsarán a lograr el primer puesto con siete puntos. La selección uruguaya, a pesar de estar en desventaja, rescatará un valioso empate con los asiáticos, lo que le permitirá clasificar a octavos de final. La local Rusia, con cuatro puntos, no podrá superar la primera fase. Egipto, por su parte, con más de 90 millones de habitantes pero con un producto per cápita modesto, se irá derrotado en sus tres presentaciones. 

El grupo B es uno de los que puede tener un resultado más parecido al futbolístico. España, candidata a alzar la copa en Moscú, obtendrá este grupo con tres victorias en igual cantidad de presentaciones. En este caso, no lo hará gracias a Iniesta y Sergio Ramos, sino a los ingresos obtenidos gracias al turismo. Segunda se ubicará su vecina Portugal, actual campeona de la Eurocopa pero también testigo de una consolidada recuperación económica luego de la crisis de 2008. 

Geográficamente pegada a España y Portugal pero lejos en lo económico, Marruecos solo rescatará un punto frente a Irán y terminará en el último lugar del grupo. Los asiáticos, a pesar de jugar en tierras aliadas, tampoco podrán despegar ni lograr victorias. 

Si hay un grupo de la muerte, ese es el C. En su regreso a los mundiales después de 36 años, Perú encontrará un ambiente hostil: a pesar de que su producto per cápita creció un 85 por ciento desde el año 2000, no podrá rescatar ni un punto. Dinamarca y Australia, dos potencias, empatarán 2 a 2, pero el conjunto danés se queda con el primer puesto. El gran fracaso de esta primera fase será Francia: con el noveno producto entre los participantes, se volverá derrotado en dos de sus tres partidos. 

En el grupo D, la Argentina llegará con toda la ilusión, pero se volverá con las manos vacías como en 2002. Islandia, con solo 330.000 habitantes, se verá beneficiada y contará sus partidos como victorias. Nigeria, del otro lado, se irá sin unidades. Luego de una dura derrota ante Islandia en la presentación, la Argentina logrará un empate que lo dejará con vida ante Croacia. Pero la victoria 2-0 en la última fecha frente a Nigeria no será suficiente para la albiceleste. 

Beneficiada porque Liechtenstein, Luxemburgo y Noruega no lograron la clasificación, Suiza llega al Mundial como la gran favorita. En el grupo E logrará tres goleadas contundentes ante Brasil, Costa Rica y Serbia. La verdeamarela, más por su industria que por Neymar, alcanzará los octavos de final. La selección balcánica, por su parte, es la europea más débil y acabará en el último lugar, incluso por debajo de los ticos.

El F será un grupo picante, al igual en la versión futbolera. Alemania, el gran motor de la Unión Europea, rescatará un empate frente a la poderosa Suecia, pero se ubicará en el segundo lugar. El país de Ikea y Volvo ganará el grupo gracias a sus contundentes victorias frente a Corea y México. Mientras que los americanos con sus 120 millones de habitantes se despedirán con más pena que gloria, los coreanos serán una de las decepciones y quedarán eliminados.

En el G, flamencos y valones dejarán de lado sus diferencias para catapultar a Bélgica en el primer lugar. Una sufrida victoria frente a Inglaterra y otras dos más cómodas ante Panamá y Túnez serán sus resultados. Los británicos se verán afectados por el Brexit, aunque no tendrán problemas para acceder a la segunda ronda. Para Panamá no habrá canales ni papeles que lo salven de sus dos derrotas. Túnez, al igual que sus cuatro compañeras de continente, terminará en el último lugar. 

El restante grupo será protagonizado por Japón, tercera economía del mundo y primera de las que participan, ya que los Estados Unidos y China no clasificaron. Polonia, quien se incorporó a la Unión Europea en 2004, logrará el pasaje a octavos pese a no haber podido pasar del 0 a 0 frente a Colombia. La selección cafetera vencerá con facilidad a Senegal, la selección más pobre de este Mundial. 

Mano a mano

A la hora de los cruces mano a mano, y siempre de acuerdo con lo que sucederá en Rusia, el primer choque será entre el ganador del grupo A, Arabia Saudita, con el segundo del grupo B, Portugal. Lo que en fútbol tendría un claro favorito con Cristiano Ronaldo y sus aliados, en el Mundial de la riqueza será un empate que se definirá recién en los penales a favor de los lusos. En el segundo choque, Dinamarca se impondrá con facilidad ante Croacia. 
Uno de los cruces más valuados será el de Suiza y Alemania. La selección campeona del mundo en Brasil se despedirá en octavos de final frente a uno de los grandes candidatos. Bélgica, por su parte, derrotará sin problemas a Polonia.

Del otro lado del cuadro, España pasará de ronda frente a Uruguay, en un cruce que sería más interesante en el terreno futbolístico que en el económico. Lo contrario sucede en el caso de Australia frente a Islandia: Oceanía se asegura un representante en cuartos de final.
Suecia y Brasil se chocarán por octava vez en mundiales. En este caso, los europeos cortarán la racha y se impondrán por primera vez. Completa la llave de octavos el cruce en el que Japón se impondrá ante Inglaterra con un gol sobre la hora. 

Hasta los cuartos de final llegará la ilusión portuguesa, ya que caerá ante Dinamarca. Lo mismo Bélgica, que irá de punto ante la banca suiza. Australia, del otro lado, mandará de vuelta a casa a España. Y el último asiático en juego, Japón, se irá derrotado ante los suecos. 
En semifinales, algo olerá mal para Dinamarca, ya que Suiza la derrotará con autoridad. Del otro lado, los suecos mantendrán alta la moral escandinava tras superar en los penales a Australia. En el tercer puesto, los daneses se impondrán a los australianos y accederán al lugar más bajo del podio. 

La gran final será disputada el 15 de julio, en Moscú. La tradición vikinga de los suecos será estéril frente a una Suiza que no revelará los secretos de su triunfo. 

La versión original de esta nota salió publicada en la edición 288 de la Revista Apertura. Enterate cómo conseguirla.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas