Rovira:
Economía

Rovira: "Si el líder tiene ego, lo contagia"

El conferencista español, experto en dirección de equipos, habló con Apertura.com sobre cómo deben manejarse quienes dirigen un grupo. Cómo manejar la competencia.  

Por Joaquín Garau 29 de Octubre 2013




Dirigir a un equipo, enfrentar los egos y soportar la competencia interna del grupo son algunos de los desafíos que tiene en agenda cualquier ejecutivo que debe llevar la voz cantante en su empresa. La pregunta es cómo lograrlo y sobrevivir para contarlo.

Álex Rovira, economista y conferencista español en temas relacionados con la dirección de equipos, piensa que el “ego se contagia” y que “la transparencia lo es todo”. En su paso por Buenos Aires, donde dará una charla en un evento organizado por Grupo Rhuo, este “motivador profesional”, con cinco millones de libros vendidos, habló con Apertura.com sobre la conducción de equipos.

¿Cómo se motiva a un equipo?
Cada persona, cada ser humano, tiene una forma de motivar. Hay personas que se centran más en el pensamiento, en el sentimiento, en la acción. Es intentar encontrar un sentido, un para qué; hay una motivación que es tener condiciones de trabajo dignas, pero más allá de eso hay otros niveles, donde la persona se sienta protegida, y todo termina en el respeto hacia las personas.

Cuando un ejecutivo debe comunicar una decisión, ¿cómo debe hacerlo?
Hay una asignatura pendiente que es la inteligencia psicológica, porque no fuimos educados para reconocer la diferencia de cada uno de nosotros. La mejor forma de comunicar es reconociendo al otro, su perfil, que tener su foco en los valores, la complicidad, el humor u otros. Hay decirles qué se espera de ellos. No hay una receta estándar pero hay un conjunto de herramientas que nos ayudarían mejor.

¿Debe decirle todo a sus dirigidos?
Soy partidario de la transparencia, la justicia es un derecho humano, pero la transparencia no admite juicios, cuando uno es transparente y comparte su visión con respeto, estoy convencido que las cosas funcionan mejor.

ALEX_2_crop_1383053746705.jpgVisita. De paso por Buenos Aires, el conferencista español habló sobre la dirección de equipos. Foto: Prensa Rovira.

¿Cuál es el mayor error que se comete en la dirección de un equipo?
Muchas veces pensamos que el otro es de una determinada manera y somos prejuiciosos. Tendemos cada vez más al mensaje corto, al slogan, y es fundamental el tiempo para construir, porque si queremos vínculos de calidad necesitamos trabajar en ellos.

¿Cómo se maneja el ego?
Pfff… El entusiasmo se contagia; si el líder tiene ego, lo contagia; pero si dirige desde el respeto, desde el humor amable, generará otro vínculo de igualdades. El ego son miedos inconscientes; cuanto más orgullo hay, más miedo hay dentro de un sistema humano.

Pero, ¿Qué pasa si un integrante del equipo tiene un ego superior a la media?
Si hay una persona con perfil de líder, que basa su dialéctica en la confrontación, uno debe preguntarse si esa persona aporta algo. Entonces para preservar el bien común del todo, hay que eliminar esa parte tóxica, porque hay personas complicadas.

¿El mayor problema de una empresa?
No se puede generalizar, pero las organizaciones son personas, y creo que toda manifestación de un problema en una empresa o en una nación, es una manifestación de cuestiones psicológicas que no funcionan. Hay una relación directa entre la calidad humana y los resultados de las empresas. Buena calidad humana hace buenos equipos.

¿El hecho de armar buenos equipos es más bien una cuestión de la que se tomó conciencia en el último tiempo?
El tema de armar buenos equipos es progresivo, porque desde todos los tiempos se entendió que debía tenerlo, pero hoy nos damos cuenta que el origen de todo está en la calidad humana, y lo importante es que las personas desarrollen su inteligencia social, su método, su recurso, su error. El desarrollo de la calidad en las organizaciones pasa por la actitud, el conocimiento, la integridad y el respeto.

¿La competencia es buena?
Hay que competir con sí mismo y cooperar con el otro, la competencia nos destruye. Soy más partidario de la cooperación. La competitividad lleva al progreso propio, y la cooperación al de todos.

¿Qué le enseñó la crisis en su país?
En España hemos pasado por una situación de crisis y nos llevó a la población a ser más conscientes, y esa fue una de las bondades de la crisis, que nos hizo menos ingenuos y más solidarios. En España compramos con dinero que no teníamos, para llenar a quienes no conocíamos, en un sistema financiero mal gestionado y era inevitable lo que pasó. La miseria moral es la miseria económica. Como decía el poeta Antonio Machado, “solo el necio confunde valor con precio”.

¿Alguna frase de cabecera?
Me gusta la frase: “Ama y haz”. Creo que hemos olvidado que una persona que trabaja en una organización es un ser humano, que tiene una necesidad económica pero también un anhelo de crecimiento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas