Quién es y qué piensa la mujer encargada de medir la inflación que utiliza el Gobierno
Economía

Quién es y qué piensa la mujer encargada de medir la inflación que utiliza el Gobierno

En San Luis, la directora del organismo Estadísticas y Censos tiene a su cargo la misión de calcular el costo de vida. El conflicto de 2007 con el Indec y el detrás de escena de la Dirección reconocida por Macri.

Por Carolina Potocar 10 de Febrero 2016

Después de tomar medidas relativas al dólar y las retenciones, entre otras promesas de campaña, el presidente Mauricio Macri delegó en la provincia de San Luis una de sus cuentas pendientes: esclarecer la medición de la inflación. El 25 de enero pasado, el Indec -ahora comandado por Jorge Todesca- formalizó la adopción provisoria de los índices de precios calculados por la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de San Luis.

En ese sentido, Mariela Celeste Gabriel es, desde el 10 de diciembre de 2015, Directora provincial de Estadísticas y Censos de San Luis, el faro de costo de vida utilizado por el actual gobierno.

En diálogo con Apertura.com, aseguró que "es muy difícil para el hacedor de políticas económicas tomar buenas decisiones si no tiene información real y oportuna" y que están trabajando con la nueva cúpula del Indec desde antes de su nombramiento. 

¿Estabas enterada que el Indec iba a nombrar al índice que realiza la Dirección como estadística alternativa?

Lo sabíamos. Fue el actual gobernador Alberto Rodriguez Saá quien había tomado la decisión de continuar con el índice por más que lo suspendiera la Nación en 2007-2008. Por ese entonces lo que sucede es que luego de que el Gobierno nacional suspende su índice, las provincias empezaron a hacer lo mismo, hasta que queda sólo San Luis. El gobernador dice “esto es importante”, con una actitud hasta visionaria, y promete poner los recursos que hagan falta para hacerlo provincial; y así seguimos. Hoy es el único que ha quedado; tiene una historia larga y metodológicamente utiliza la metodología 13, que es avalada internacionalmente. Por eso no nos toma por sorpresa la noticia. De hecho, cuando cambió la cúpula del nuevo Indec y asumió Todesca, nos pusimos a disposición para lo que necesitaran. Ya conocíamos a la directora técnica actual del Indec (Graciela Bevaqcua). Ella nos había estado asesorando sobre la metodología para realizar el IPC todos estos años. (Dato de redacción: esta nota fue publicada antes de que Bevaqcua fuera echada de su cargo).

Con respecto a la reestructuración del Indec, ¿cuánto creés que se tarda en hacer un índice fiel a la realidad?

Yo puedo hablar desde lo que nos cuesta a nosotros. Lo que informaron es que iban a tardar ocho meses en poder reestructurarlo. No te puedo decir cuánto se tardaría porque no conozco su estructura. Los que están haciendo el diagnóstico de su instituto son ellos, yo tendría que ponerme a  hacer planillas y números. Han encontrado mucho lío, incluso la misma Graciela Bevacqua (una de las flamantes directoras técnicas) lo expresó en conferencia de prensa, hasta de falta de formularios. Puede ser que les tome ese tiempo.

¿Cómo fue el conflicto con el Indec de 2007-2008?

Lo que pasó fue que en noviembre de 2007 los precios no habían bajado como había indicado el Indec. A la Dirección de San Luis le llamó la atención, se le pidió explicaciones al Indec y no hubo respuesta. Ahí se le dijo al Indec que si no había respuesta íbamos a tener que procesar nosotros de forma independiente los precios al consumidor. Después de varios procedimientos terminó San Luis como la única jurisdicción de las ocho que formaban el IPC Nacional cuestionando las cifras de inflación y haciendo el índice por sí solo. Una de las últimas jurisdicciones que también había hecho reclamos era Mendoza, pero después se asoció a lo que era el Indec. En octubre se declaró ante las fiscalías de investigaciones administrativas aportando las copias y se hizo una denuncia formal de lo que estaba pasando. Se aportaron miles de copias de las planillas de relevamiento de precios que habían hecho los encuestadores de San Luis. Se podía visualizar que los datos no eran compatibles con provincias que usaban la misma metodología, y no había  razones económicas que justificaran la diferencia, como puede pasar. Puede haber situaciones empresariales o económicas del momento que puedan hacerlo variar, pero en ese momento no existían, y las cifras llamaban mucho la atención. Después de eso empezó todo el tema de los despidos.

 

 

¿Qué opinás sobre las políticas estadísticas a nivel nacional desde la asunción del nuevo gobierno?

Nosotros estamos esperanzados. En primer lugar porque se comunicaron con nosotros, incluso antes de que saliera en los medios que se iba tomar nuestro índice como referencia; nos llamaron y nos avisaron sobre eso. Tenemos una conversación fluida por el IPC y todos los otros índices que se realizan de forma nacional. Mantenemos la esperanza de que esté todo bien y que esto siga, sabemos la importancia que tiene la restructuración del sistema de estadística y su fortalecimiento. Obviamente que vamos a seguir aportando y proveyendo información de forma veraz, precisa y oportuna. Porque en definitiva es lo que sirve para tomar buenas decisiones. Es muy difícil para el hacedor de políticas económicas tomar buenas decisiones si no tiene información real y oportuna.

¿Se le pidió realizar alguna modificación a la metodología de la Dirección desde que se convirtió en índice alternativo al del Indec?

No hubo ningún cambio; se sigue utilizando la metodología 13, que es la recomendada por el Banco Mundial, el FMI y la Organización Internacional del Trabajo. Esa es la metodología que utilizaba el Indec. Luego Indec toma otra metodología que es el IPCNu; ese índice nosotros también lo teníamos que hacer desde 2013 porque era la orden para todas las direcciones de estadísticas. Ese se sigue haciendo y se siguen mandando los datos al Indec como ellos lo pedían.

¿Y el IPCNu? 

El IPCNu tiene otra canasta y otra forma de medirse, pero debería dar en el mediano plazo un resultado parecido al que nosotros sacamos. Ese cálculo lo hacia Indec. Nosotros solo teníamos que hacer el relevamiento y cargar. Por eso, para seguir teniendo nuestros propios datos, se continuó con el IPC provincial, que era el mismo que antes sacaba Indec.

¿Por qué es recomendada la metodología 13?

La metodología presenta recomendaciones sobre cómo elaborar un índice. Lo que se hace es adaptar esa metodología a la realidad provincial. Nosotros podemos tener índices parecidos con la Ciudad de Buenos Aires, pero puede haber meses que los resultados sean diferentes, como sucedió en diciembre pasado, y eso no quiere decir que uno u otro este mal calculado, sino que ha pasado algo en la realidad de cada lugar que hace que se produzcan diferencias en el corto plazo, que en este caso es un mes. Ahora, en el índice anual los resultados deberían ser parecidos. Las diferencias muestran que el índice está adaptado a la realidad de la provincia.

En el caso de San Luis, ¿qué incluye su canasta?

En el caso de san Luis la canasta del IPC está compuesta por 301 productos; desde azúcar a pintura, transporte público de pasajeros, diarios. Todos los días hábiles de cada mes hay un grupo de 7 responsables, entre los que se encuentran un coordinador, un supervisor, un cargador de datos y encuestadores que salen y hacen el trabajo de muestreo, de capturar los precios. Esa captura de precios se hace a 500 informantes de distintos rubros; desde supermercados a despensas, inmobiliarias, hoteles, escuelas y estaciones de servicios. Eso hace que en el año tengamos más de 58 mil precios revelados. En base a eso se calcula un índice sobre la base de 2003; es decir, todo lo que vos sacás como resultado se compara con la base de 2003.

¿Cómo se controla a las personas que relevan los precios?

Para ello hay dos supervisores. Primero se realiza un acompañamiento aleatorio, va con una planilla especifica el encuestador a relevar los precios y lo acompañar el supervisor. Una segunda forma es la de volver al lugar, en la que el supervisor hace de encuestador, entonces vuelve al lugar y vuelve a tomar los precios para comprobar si el relevamiento  fue correcto. Una tercera forma de control se hace una vez que se realiza la carga. Ahí están los cargadores, los supervisores y el coordinador; ahí el coordinador ve si hay inconsistencias. Eso es un poco lo que te marca el sistema y un poco el sentido común. Los precios que se disparan te llaman la atención. Esas son las tres formas de control o filtro.

¿Con qué te encontraste cuando empezaste a ocupar tu cargo? ¿Cómo se organiza la Dirección?

En principio, la Dirección de Estadísticas es provincial, pero forma parte del sistema estadístico nacional que tienen como organismo rector al Indec. Eso permite también que la Dirección tenga relación con las otras direcciones o institutos de estadísticas del país, lo que permite a su vez estandarizar y coordinar algunos procesos, siempre de forma acorde a la realidad que tiene cada uno, pero sin dejar de compartir y comparar información. Acá trabajan 65 personas, entre encuestadores, supervisores, coordinadores, profesionales dedicados al análisis.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

jesus jose fava Reportar Responder

QUE SON TODAS MENTIRA QUE LO Q CONSUME CASI DIARIAMENTE EN 70 DS AUMENTO EL 70/80%.LO DEMAS ES VERSO. COMPAREN Y LO VERAN.

feldmanparis feldman Reportar

Cuantos precios registrastes y en que fechas ?

Videos

Notas Relacionadas