Qué se piensa de los empresarios argentinos
Economía

Qué se piensa de los empresarios argentinos

La polémica en torno a cómo se ve a los ejecutivos locales presenta muchas respuestas.

16 de Enero 2015

Para un 70 por ciento de los 400 encuestados, los empresarios son evasores, corruptos y lobbystas. Son los tres rasgos más destacados en el recuento realizado por la consultora CIO.

En otro estudio, también realizado por CIO entre 75 líderes de opinión, la percepción cambia. Si bien coinciden en “evasores” como la característica principal, el segundo atributo es “arriesgados” y el tercero, “comprometidos socialmente”.

Sin embargo, al momento de hacer el FODA (sigla de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas), surge que la virtud principal que, tanto para los líderes como para la opinión pública, tienen los empresarios argentinos es la capacidad de adaptarse y ser flexibles. También, la perseverancia y liderazgo, en un contexto en el que les toca ser los villanos del Relato.

Además un 40 por ciento define al actor empresario como “egoísta, deshonesto y soberbio”. También, en un 39 por ciento de las respuestas, le suman “aprovechadores” y “oportunistas”. Para los líderes, la virtud pasa por ser adaptable en un 25 por ciento de los casos. Pero, luego, complementa con “especuladores”, “calculadores”, “individualistas” y “poco serios/anti-éticos”.

La confianza de la sociedad, no obstante, varía según el tipo de empresa. En una escala del 1 al 5, las compañías financieras, que, según el Gobierno, “ganan demasiado”, están en el piso de la percepción positiva. Las productivas superan la media y las de servicios –protagonistas de las fallas de infraestructura–, también, pagan el efecto desconfianza. Las PyMEs, a nivel posicionamiento, siguen sumando la mayor cantidad de adhesiones, aunque bastante más cerca de las medianas y grandes, según la mira, tanto de líderes como de opinión pública, en general.

Para un 70 por ciento de los 400 encuestados, los empresarios son evasores, corruptos y lobbystas. 

Cuando se hace una revisión de cómo son los empresarios actuales versus los de períodos anteriores, la respuesta del estudio encarado por CIO describe que, para un 38 por ciento de los encuestados, los hombres y mujeres de negocios de hoy son peores que los de la primera presidencia de CFK, que la de Néstor Kirchner y la percepción negativa suma 10 puntos respecto de la época de Fernando de la Rúa o, inclusive, de la de los dos gobiernos de Carlos Menem. Se encuentra, de hecho, 8 puntos arriba en negatividad de los tiempos de Ricardo Alfonsín, cuando el contexto económico culminó con una hiperinflación. En tanto, un 44 por ciento considera que los hombres y mujeres de negocios de hoy son iguales a los de períodos anteriores.

Los niveles de desconfianza total (“no confío en absoluto”) tienen su pico en tres sectores: telecomunicaciones (32 por ciento), energía (28) y bancos y servicios de seguridad (27). Causalmente, tres rubros que figuran a la cabeza entre los rankings de quejas por atención al público: Telcos, por los cortes en celulares y la falta de antenas como infraestructura; energía, por la electricidad, que es noticia, una y otra vez, por las interrupciones del servicio; y bancos, porque se los acusa ante cada contexto inestable o, inclusive, se los pone como protagonistas de #maschefacts que nunca se concretan.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas