Qué presidente declaró tener más propiedades al dejar la Casa Rosada
Economía

Qué presidente declaró tener más propiedades al dejar la Casa Rosada

Campos, casas, departamentos y cocheras formaron parte de sus declaraciones juradas. Quién es el rey del real estate.  Por Joaquín Garau 17 de Septiembre 2014

 

 

El Señor Barriga vivía de rentas. O eso quería. Doña Florinda era la única que pagaba. Don Ramón salía corriendo, el Chavo vivía en el 8 (aparentemente gratis) y la Bruja del 71, a veces, pagaba.

Pese al riesgo de comerse un pelotazo o escobazo cuando se quiere cobrar el alquiler, vivir de propiedades estuvo en la cabeza de tres ex presidentes argentinos: Carlos Menem, Fernando De la Rúa y Néstor Kirchner. Antes de llegar a la presidencia, ya habían incursionado en el real estate y, una vez en el poder, siguieron comprando propiedades.

A partir de sus declaraciones juradas, Apertura.com averiguó cuál de los tres es el verdadero rey de los ladrillos.

 

Menem, el riojano más famoso

En abril de 1978, Carlos Menem adquirió 26 terrenos en Chilecito, en La Rioja, su provincia natal. Una de las curiosidades que surgen de la compra es que, de la totalidad de los terrenos, Menem declaró ser dueño sólo del 50 por ciento de cada uno. Así, de acuerdo a su última declaración jurada antes de dejar la presidencia, aseguró que el valor fiscal de sus 26 terrenos era de $ 364.017.

Además, Menem declaró tener una chochera en La Rioja, comprada en noviembre de 1990 y valuada en $ 2996; y también informó que, en su provincia natal, tenía una casa adquirida en 1967, y cuyo valor fiscal era $ 16.468.

undefined

Chilecito. La localidad riojana fue la preferida de Carlos Menem, que declaró 30 propiedades. Foto: Archivo.

Otras dos propiedades se desprenden de su declaración. La primera, un departamento en Capital Federal. Lo heredó en 1992 y sólo tenía el 50 por ciento. Lo mismo sucedió con un local, ubicado en la misma localidad, heredado en 1995 y del que sólo contaba con la mitad. Ambos inmuebles tenían un valor fiscal de $ 212.375.

De esta forma, al terminar su mandato, Menem declaró tener 30 propiedades, entre terrenos y departamentos, valuados en $ 595.846 (en ese momento había paridad cambiaria).

De la Rúa, a campo traviesa

El ex presidente declaró, antes de su salida del poder, 28 propiedades y, al igual que en la declaración de Menem, predominaron los terrenos. Su primer lote lo compró el 8 de mayo de 1980, en Exaltación de la Cruz. Se trataban de 18 hectáreas, con un valor fiscal de $ 25.073. No es la única propiedad en esa zona: también afirmó haber comprado 1 hectárea en 1983 y 4 hectáreas en 1998.

undefined

De la Rúa. Compró 28 propiedades, la primera en 1980, siendo Pilar su lugar en el mundo. Foto: Archivo.

El 31 de diciembre de 1985, en pleno brindis de fin de año, De la Rúa compró, con ingresos propios, un terreno en Pilar (Circunscripción X, Sección P, Fracción III) de 4191 metros cuadrados. Si bien declaró un valor fiscal de $ 1, el ex presidente informó mejoras por $ 103.425. Así, al terminar su mandato, De la Rúa declaró propiedades por $ 263.922.

Kirchner, el pingüino más famoso

Si de invertir en propiedades se trata, el duelo entre los tres ex presidentes lo gana, sin lugar a dudas, Néstor Kirchner, quien antes de dejar la presidencia declaró tener 37 propiedades. Pero a diferencia de Menem y De la Rúa, en cuyas declaraciones predominaban los terrenos, Kirchner informó en su mayoría departamentos y viviendas, de las cuales era dueño en su totalidad.

undefined

Río Gallegos. Kirchner declaró la mayoría de sus propiedades entre esa localidad y El Calafate. Foto: Reuters.

Así, Kirchner afirmó tener 37 propiedades y se coronó como el ex presidente con más inmuebles. Una similitud entre Menem y Kirchner es que ambos presidentes, entre 1977 y 1981, adquirieron la mayor cantidad de propiedades. Menem obtuvo sus 26 terrenos entre esos años; y Kirchner compró 16 de sus 37 propiedades en el mismo período.

Al dejar Casa Rosada, Kirchner declaró tener propiedades valuadas en $ 13.039.890. Un terreno comprado en 2002, en El Calafate, por $ 162.444, fue utilizado luego para construir una casa que requirió una inversión de $ 9.182.666, y de esa forma impulsó el valor de sus propiedades.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas