DNI_crop_1381421336375.jpg
Economía

Qué pasa con la demanda laboral en un año electoral

Mientras empresas de algunos sectores aguardan para ver los resultados políticos, otras mantienen su nivel de contratación.  Por Joaquín Garau y Felix Ramallo 18 de Febrero 2015



El año electoral golpea con fuerza las puertas y, en el ámbito laboral, quienes tienen trabajo como aquellos que buscan, se preguntan qué pasará con la estabilidad laboral.

“Las empresas son cautas en año de elecciones”, aseguró Michel Hermans, Director adjunto del One Year MBA Full Time del IAE, en diálogo con Apertura.com.

En ese sentido, destacó que para comprender el panorama de demanda laboral, hay que poner un ojo sobre la situación económica del país. “En la Argentina, el estado ocupa un rol prominente, desde las partidas económicas, los subsidios, la regulación o las expropiaciones, vimos un actor muy activo. En ese contexto, cuando aparecen las elecciones se genera incertidumbre: ¿qué vendrá, será lo mismo? En esta coyuntura aparecen diferentes alternativas de políticas económicas, Inversiones Extranjeras Directas, convenios con China, etc.”, consideró Hermans.

Por esta razón, la relación empresas-Gobierno no está ajena al análisis. “La mayor parte de la competitividad de las empresas vienen del tipo de cambio, y no del valor agregado”, resaltó el especialista, mientras que, a su vez, sumó: “De las situaciones económicas vienen las perspectivas moderadas de las empresas para contratar. Además, hay una relación compleja entre gobierno y sindicalismo”.

En ese sentido, la consultora Vistage elaboró una encuesta donde se aseguró que, 6 de cada 10 ejecutivos, afirmó haber sufrido presiones sindicales y, si bien 3 de cada 4 dijo que las situaciones fueron “manejables”, en el otro extremo se ubicaron quienes ven en las presiones gremiales un problema grave.

¿Dónde se paga mejor? En el sector privado, determinados rubros son más remunerativos para los profesionales. “Las telefónicas pagan por arriba de la media y después negocios “menos corporativos”, como el sector financiero menor”, consideró Hermans.

Mientras tanto, el petróleo y la minería avanzaron –junto al campo- en términos de salarios. “Ahí se percibe un balance entre ´wait and see´ (por la cotización de los commodities). Las empresas de este tipo –que miran los commodities- siguen tomando personal porque se reduce la competencia por el talento”, analizó.  

En cuanto al sector minero, las empresas siguen su frecuencia de demanda, ajenas al año electoral. “Cuando se necesita un profesional a largo plazo –como los geólogos- no se disminuye su contratación”, consideró. Por su parte, los profesionales del área de diseño, programación y similares, no cesan de contar con oportunidades. “Esas empresas se mantienen de manera ajena y contratan pero con una vara alta”, finalizó. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas