CiTi_crop_1346263435346.jpg
Economía

Por qué Citibank quedó en medio del tironeo entre la Argentina, los bonistas y Griesa

El banco es el intermediario de pago de los intereses de bonos, pero el juez estadounidense se lo prohibió. Ahora, la entidad quiere irse y, desde el Gobierno, se lo impiden.  18 de Marzo 2015

La lucha por el pago -o no- de la totalidad de la deuda a los holdouts sumó al Citibank como un personaje para la novela que, ahora, tiene al banco en el centro de la polémica.

Sucede que Citibank, responsable del pago de los intereses a los bonistas bajo ley argentina, no pudo realizar el pago porque el juez Thomas Griesa se lo impidió. El banco realizó un “stay” (una suerte de medida cautelar) para destrabar la situación pero nuevamente sus intenciones quedaron truncas.

CiTi_crop_1346263435346.jpg

Ante esto, Citibank analizó dejar de ser el intermediador de pago, pero desde el Gobierno argentino no quieren que se aleje. “Ni locos”, respondieron desde el Gobierno, al ser consultados por la agencia Reuters sobre si dejarán que Citibank abandone su posición. 

Así, la entidad estadounidense quedó en el medio de una dura disputa judicial entre la Argentina y los fondos que reclaman deuda impaga, ya que la orden de la semana pasada de Griesa fuerza a Citigroup a infringir normas del país. Entonces, el banco quedó arriba del ring y, pese a sus ganas de bajarse, la pela sigue con ellos en el medio.

Hoy, mientras tanto, vence el plazo de 48 horas que el Gobierno le dio a Citibank Argentina para que responda si procesará o no los pagos de deuda que vencen el 31 de marzo, y que fueron emitidos bajo legislación local.      

Paso a paso

Citigroup pidió a Griesa el lunes que no aplicara la orden que le impide procesar los pagos de bonos de deuda reestructurada argentina y que permita la realización de una reunión urgente en el tribunal para discutir la situación.                 

El juez consideró que permitir los pagos del próximo vencimiento de deuda argentina violaría una cláusula de igualdad de trato frente a otros acreedores, por lo que mantuvo una decisión del 28 de julio que impide a Citigroup hacer pagos.  

Citibank Argentina debe abonar a fin de marzo unos US$ 3,7 millones correspondientes a renta del bono “Par” .                 
Si la entidad encontrara un comprador de su cartera de los títulos afectados por la disputa judicial en Estados Unidos, la operación deberá tener el consentimiento del Banco Central de la República Argentina.  

Ya en el pasado, Griesa había permitido tres veces a Citigroup  procesar operaciones, hasta la decisión de fondo que tomó el  jueves último, que amplía el bloqueo de los pagos de Argentina y el default selectivo del país.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas