Para la UIA, una paritaria superior al 30% dejaría
Economía

Para la UIA, una paritaria superior al 30% dejaría "muy comprometidas a las empresas"

04 de Febrero 2016

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y titular de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, reclamó hoy "racionalidad" en las futuras paritarias, y manifestó que "la lógica de la negociación de salarios para las cámaras empresarias va a estar cerca de la inflación prevista", que el gobierno estableció entre el 20 y 25 por ciento anual.

El referente fabril afirmó que de conceder ajustes salariales superiores al 30 por ciento "las empresas quedarían muy comprometidas" y con una estructura económica "asimétrica" respecto de los convenios laborales.

Funes de Rioja manifestó que "hay una aspiración clara empresarial para que se reduzca la inflación", y reconoció que, dentro de las reuniones que mantuvieron con funcionarios nacionales, el gobierno de Mauricio Macri "no presentó" su programa antiinflacionario ni "tampoco habló de enfriamiento de la economía".

Consultado por Radio 10 sobre la pretensión de los gremios de obtener alzas del 30 y hasta un 40 por ciento en los salarios durante el 2016, el directivo fabril manifestó que "la lógica de la negociación para las cámaras empresarias va a estar cerca de la inflación prevista y no más allá de eso".

"La pauta que prevén los sindicatos es en función de sus aspiraciones, que son legítimas, pero no las veo alcanzables en este contexto, si no los convenios (salariales) quedan asimétricos y las empresas quedarían muy comprometidas", expresó. Según Funes de Rioja, "el gran desafío que tiene Argentina es reducir la inflación, no es buena ni para trabajadores ni para empresarios: así que no es cuestión de fijar los márgenes que se quiere".

Al respecto, el referente empresario detalló la necesidad de las empresas de atender las consecuencias que trae la inflación: "imprevisibilidad, falta de inversión y desfasajes que afectan al poder adquisitivo del trabajador, lo que afecta directamente al consumo". "Después de cuatro años de contracción económica, de no generar empleo y mucha inflación, hay una aspiración clara empresarial para reducir la inflación", dijo.

Por ello, Funes de Rioja consideró que "tiene que haber racionalidad" al definir una pauta de ajuste salarial para el 2016, y explicó que "la evolución de los salarios de convenio del sector industrial desde la caída de la Convertibilidad han venido creciendo por encima de la inflación, esto tomando cualquier índice, por caso la variación de dólar".

Explicó además que las negociaciones paritarias en el presente año "no son por empresa sino por grandes ramas de actividad", y consideró que también se aguardan medidas oficiales para "favorecer el consumo: Ganancias y deducción del IVA a alimentos para sectores de menores recursos".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas