Nueva ley de inteligencia: cuestionan la legalidad del “terrorismo económico”
Economía

Nueva ley de inteligencia: cuestionan la legalidad del “terrorismo económico”

La AFI podrá investigar “golpes de mercado”. Dudas de los especialistas y aclaración de Parrilli: “No iremos a ver quién compra o vende dólares”. Por Joaquín Garau 08 de Julio 2015

 

 

Los golpes del mercado, las corridas bancarias, las cambiarias y los desabastecimientos quedaron, con la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional, en el menú de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que podrá realizar escuchas telefónicas –con orden judicial mediante- para investigar estas acciones, aunque la legalidad está en tela de juicio por los especialistas.

De acuerdo con Roberto Durrieu Figueroa, socio del estudio Durrieu Figueroa, doctor en derecho y especialista en la materia, explicó a Apertura.com que “hablar de terrorismo económico es una creación doméstica argentina que no nace de las posiciones internacionales”. Así, Durrieu Figueroa recordó la posición de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que “dijo que la definición amplia (de terrorismo) no se ajusta a derecho. En el derecho internacional el concepto ‘terrorismo económico’ no es aceptado y los países que lo hicieron fueron sancionados”.

En ese sentido coincidió Diego Carbone, especialista en derecho penal y socio del estudio Presa, Caffarello y Carbone. “El riesgo es que están creados tipos penales difusos que permiten que muchas actividades que en otros países son inocuas, acá sean delito”, destacó Carbone. 

El decreto 1311/2015, que reglamentó la ley y fue acompañado por un decreto de 408 páginas, asegura que la AFI debe “velar por la protección y el cuidado de los argentinos”. Curiosamente, el decreto establece con todas las letras que “no debe espiarlos”.

“Hay que analizar si estas leyes no son objeto de inconstitucionalidad”, alertó Durrieu Figueroa, porque “abarcan funciones que nacen de una definición de terrorismo inconstitucional”.

Sin embargo, qué puede ser terrorismo económico y qué no lo es transita una delgada línea. “Según esta definición podría ser delito cualquier manipulación al mercado, las transacciones económicas de las cuevas, y operaciones que atenten contra el mercado”, definió el especialista.

Ante esto, Oscar Parrillli, director de la AFI, desestimó el rol de espía del organismo. “No iremos a las calles o a los lugares donde se compran o venden dólares a ver quién compra o vende”, dijo Parrilli a radio La Red y ratificó: “Esa no va a ser nuestra tarea”.

Mientras tanto, el concepto de “terrorismo económico” sigue bajo la lupa, porque lo que no es moneda corriente en el mundo, sí lo es en la Argentina.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas