Mujica vende la embajada uruguaya en la Argentina porque es caro mantenerla
Economía

Mujica vende la embajada uruguaya en la Argentina porque es caro mantenerla

El presidente tomó la decisión y aseguró que "no es utilizada en toda su capacidad". Los planes alternativos para la sede diplomática.  

17 de Octubre 2012

El edificio de Las Heras 1907, en Recoleta, hospeda en sus nueve pisos la embajada de Uruguay en la Argentina. De todas formas, según el presidente José Mujica, la venta del inmueble tiene luz verde, al igual que la residencia del representante uruguayo ante la ONU en Nueva York.

La decisión del Ejecutivo radica en que los edificios no tienen la utilidad necesaria, su mantenimiento es caro y la solución es obvia: venderlos.

Mujica - IMG II_ II
Por el lado de la embajada, la idea es que comience a funcionar en la residencia del actual representante diplomático en Buenos Aires, según publicó el diario El País de Uruguay.

A través de una resolución que lleva la firma de Mujica, el inmueble "desde hace tiempo no está siendo utilizado en todo su capacidad, y su mantenimiento resulta oneroso, por lo que mantener dicho bien en el patrimonio del Estado no resulta conveniente, por razones de buena administración, por lo cual se debería proceder a la venta del mismo".

La resolución agrega que "las opciones hoy disponibles para el traslado de las oficinas que actualmente funcionan en dicho edificio son adecuadas" y autoriza al Ministerio de Relaciones Exteriores a convocar un procedimiento público de contratación en Buenos Aires para la venta del inmueble.

El consulado, por su parte, sería mudado a un piso del Banco República, ubicado en Buenos Aires. Sin embargo, si no se pudiera, el gobierno uruguayo buscará una oficina céntrica para que oficie de consulado.

Mientras tanto, en cuanto a la residencia de los Estados Unidos, se señaló la "necesidad de proceder a la venta del inmueble" ubicado en "el condado de Westchester, ciudad de Yonkers (actualmente Bronxville) del Estado de Nueva York".

La decisión de vender esta residencia -que actualmente se alquila a un privado- se debe a dos razones fundamentalmente: que está aproximadamente a una hora de distancia de la sede de la ONU en Manhattan, lo que complica la tarea del embajador ante ese organismo, y que el costo de su mantenimiento es elevado.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas