Moody's prevé para la Argentina un elevado índice de inflación y políticas poco ortodoxas
Economía

Moody's prevé para la Argentina un elevado índice de inflación y políticas poco ortodoxas

La agencia de calificación aseguró que esa situación afectará los volúmenes de negocios y las ganancias de los bancos.  09 de Octubre 2014

La agencia de calificación Moody’s informó que mantiene su “perspectiva negativa” para el sistema financiero argentino. 

"Ante un escenario de contracción de la economía, prevemos un elevado índice de inflación, un deterioro de la
moneda, como así también que el gobierno continúe implementando políticas poco ortodoxas, todos factores que
dañarán los volúmenes de negocios y las ganancias de los bancos en los próximos trimestres", informó Moody’s en un informe titulado “Perspectiva para el Sistema Bancario Argentino”. 

"Las dificultades económicas de Argentina seguirán teniendo incidencia en los fundamentos financieros de los
bancos durante el próximo año, a año y medio", señaló Valeria Azconegui, Assistant Vice President de Moody's, en un comunicado.

En cuanto a las variables macroeconómicas, Moody’s detalló: “Prevemos que el PBI se reduzca al menos un 2 por ciento en el 2014, y se estanque en 2015, y con un una inflación tan alta, esperamos que el desempleo aumente y los salarios reales de los individuos caigan".

Proyecciones. Moody's pronosticó un panorama inflacionario para la Argentina. Foto: Bloomberg.

Mientras tanto, Moody’s afirmó que “los niveles de morosidad se mantienen todavía en niveles relativamente bajos, fundamentalmente debido a un rápido crecimiento del crédito nominal, y un enfoque en los préstamos a los segmentos corporativos y de cuenta sueldo de bajo riesgo”. Sin embargo, alertó que “los préstamos en mora en el segmento de consumo son mayores, en torno al 3,2 por ciento del total de la cartera, y en las compañías financieras especializadas en la financiación al consumo incluso mayores, en el orden del 10 por ciento”.

En esa misma línea, consideró que, “además de la presión sobre la calidad de los activos, existe una disminución de la capacidad de los prestatarios para pagar su deuda debido a la alta inflación, que ya supera el 30 por ciento anual”.

Y concluyó que “los bancos siguen siendo rentables en términos nominales, factor impulsado principalmente por la ganancia extraordinaria derivada de la tenencia de dólares en enero último, cuando el peso se depreció bruscamente”. Pero, resaltó, que “las restricciones posteriores del gobierno sobre las posiciones en moneda extranjera de los bancos limitarán las ganancias de futuras oscilaciones en el tipo de cambio”.

Y finalizó: “El aumento del riesgo país ha restringido el acceso de los bancos a las líneas de crédito del
exterior, hecho que perjudica la capacidad de acceder a fondos para financiar las líneas de comercio exterior.
Cualquier salida de capitales desencadenará una mayor depreciación del peso argentino, y conducirá a caídas
adicionales de las reservas internacionales del banco central”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas