Mitos y verdades sobre los cortes de luz: desde los tiempos de cobro hasta qué hacer con las heladeras quemadas
Economía

Mitos y verdades sobre los cortes de luz: desde los tiempos de cobro hasta qué hacer con las heladeras quemadas

Desde cómo reclamar por electrodomésticos rotos hasta en qué tiempos se deberían acreditar los pagos impuestos por la justicia.  Por Joaquín Garau 25 de Junio 2015


 

Los cortes de luz en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano se volvieron vecinos inesperados. La escena se repite: baldes de agua por la escalera, heladeras quemadas y el peor humor en el día a día. Sin embargo, hacerle juicio a Edesur o Edenor no suele estar en los planes de los consumidores. Lo mitos se suceden: jamás pagan, es imposible sacarles dinero, el juicio duran muchos años.

A continuación, una lista de mitos y verdades sobre los juicios a las empresas de luz.

Jamás pagan

La frase es una de las más escuchadas en sobremesas. Sin embargo, desde los cortes de energía registrados en 1999, los juicios –y los respectivos pagos- viven una realidad diferente. “Las empresas terminan pagando por tres daños: el moral (el malestar que te generó el corte de luz), el patrimonial (electrodomésticos dañados, comida tirada y hasta velas compradas para iluminar), y por el punitivo (el no cumplimiento reiterado del servicio)”, explicó, en diálogo con Apertura.com, Alejandra Goyeneche Roux, abogada del estudio Correa Crovetto & Goyeneche Roux, y quien se especializa en estos casos.

Para ejemplificar, Goyeneche citó el caso –“ejemplar”, según aclaró- que se dio el 16 de marzo de este año, cuando la Sala 2° de la Cámara Civil y Comercial otorgó daño punitivo por $ 25 mil por integrante familiar a un damnificado. Al tratarse de dos personas, terminaron cobrando $ 50 mil por daño punitivo, $ 12 mil por daño moral y 3000 por patrimonial. La decisión de otorgar daño punitivo no fue casual: estuvieron 28 días sin luz.

El juicio tarda muchos años

Perder tiempo con un juicio es uno de los mayores miedos de los damnificados. Pero según Goyeneche, se demora alrededor de “un año y medio” como máximo en concluir el litigio. Todo comienza con una medición entre las partes donde jamás se llega a un acuerdo. “O no hay propuesta por parte de la empresa o es disparatada”, contó la abogada. Una vez que el juez falla, el tiempo de cobro tarda alrededor de tres meses.

Si la luz no está a mi nombre no puedo reclamar

El mito es oído en reuniones de consorcio, pero no es real. “La luz no tiene que estar a nombre del que usa el inmueble. Solo tiene que acreditar que vive ahí”, detalló Goyeneche. ¿Cómo se logra eso? Con un contrato de alquiler a nombre del damnificado, con testigos o hasta con la factura del cable.

Es imposible demostrar que se me quemó un electrodoméstico

Lo primero que se debe hacer es el reclamo en Edesur o Edenor y ante el ENRE (0800-333-3000). Allí, le darán al consumidor un número de reclamo. “Si bien ponen excusas, le tienen que dar al consumidor un número de reclamo por cada vez que se hace una queja”, dijo Goyeneche.

Luego, se debe hacer que un técnico revise el electrodoméstico –ya sea una heladera o un Smart TV- y que certifique que no tiene arreglo –o si tiene, que detalle en una factura legal de cuánto será el mismo-. Con esa factura –o con el presupuesto del arreglo- se debe recurrir a la justicia. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas