Mejoran las perspectivas para el campo y se esperan inversiones y mayores exportaciones
Economía

Mejoran las perspectivas para el campo y se esperan inversiones y mayores exportaciones

Así lo augura un informe de la consultora Ecolatina realizado junto a Key Market. Los factores que podrían hacer repuntar a la agroindustria.

24 de Febrero 2016

Luego de un 2015 desfavorable, la salida del cepo y la modificación de las retenciones a las exportaciones podrían mejorar la rentabilidad del principal sector proveedor de divisas del país. Las consultoras especializadas Ecolatina y Key Market realizaron un informe en el que describen el impacto que podrían tener las primeras medidas tomadas por el gobierno de Macri en la industria agrícola.

“El año pasado el aumento de costos en dólares, los elevados derechos de exportación, el control de los volúmenes exportados y la caída de los precios internacionales produjeron en promedio rentabilidades negativas para los productores de granos y oleaginosas”, rememora el comunicado. Ello provocó, según las consultoras, la duplicación del porcentaje de préstamos financieros otorgados a productores agrícolas para financiarse, si se comparan el tercer trimestre de 2015 con respecto al mismo período de 2014.

La caída de los precios internacionales y el freno de las exportaciones ante las expectativas de devaluación y reducción de retenciones en un 17 por ciento con respecto a 2014, aun cuando la producción de la campaña 2014/2015 había batido récords.

A mediados de diciembre pasado y tras la unificación del tipo cambiario, los cambios en retenciones y el acuerdo del gobierno con cerealeras para liquidar stocks remanentes, fueron el maíz y el trigo, y no la soja, quienes dieron la sorpresa al atraer la mayor parte de los US$ 3.715 millones ingresados. Así, “la eliminación de los derechos de exportación para los complejos del trigo, maíz y girasol y la disminución anual de cinco puntos porcentuales a la soja y sus derivados, más la eliminación de trabas a la exportación y la devaluación, mejoraron radicalmente el escenario”.

A esas medidas se suma la flexibilización de la importación temporaria de soja, que permitiría aprovechar la capacidad instalada ociosa del complejo de crushing, haciendo de la molienda una actividad menos estacional.

Fuera de las condiciones estrictamente relacionadas al sector, las expectativas de mayor estabilidad económica podrían potenciar la llegada de inversiones,  que mejorarían las condiciones de exportación a través de la introducción de nuevas tecnológicas que aumenten la calidad y disminuyan los costos operativos. El mismo efecto tendrían los anuncios de inversión en infraestructura por parte del Estado –como el del Plan Belgrano–, ya que se prevé que una vez concluidos reduzcan costos logísticos.

Así, las únicas malas noticias para el sector llegarían por el frente de los precios internacionales. Sin embargo, a pesar del impacto generado por los altos niveles de stock y sus proyecciones de aumento para la próxima cosecha, se espera que este año los precios continúen con su tendencia a la baja pero a un menor ritmo que el año pasado.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas