McCain anunció que retoma la producción en la Argentina

La empresa canadiense había suspendido su trabajo por las trabas comerciales que le impedían exportar a Brasil. 

12 de Julio 2012

La firma canadiense McCain normalizó hoy la producción de su gran fábrica de papas congeladas en la Argentina después de que Brasil resolviera reabrir las importaciones de ese producto, según informó la empresa. La compañía había suspendido en mayo pasado la producción de su planta en la ciudad de Balcarce, a 380 kilómetros de Bueno Aires, a raíz de trabas aduaneras que impedían la exportación a Brasil en el marco de disputas comerciales entre ambos países.

La planta de McCain, que cuenta con 700 empleados, regresó a su "normal funcionamiento" luego de ser notificados ayer sobre la habilitación para concretar las exportaciones que estaban pendientes de confirmación, indicó la empresa en un comunicado retransmitido por la agencia Efe.

Los mismos permisos recibió la compañía holandesa Farm Frites, también dedicada al comercio de papas congeladas, que no exportaba productos al país vecino desde mayo pasado, aunque sus voceros aclararon que la planta de la localidad bonaerense de Munro funciona normalmente.

"Durante estos meses, Farm Frites tuvo que reemplazar las papas argentinas por europeas, enviando producto directamente de la casa matriz, en Holanda", señaló en una nota la compañía. McCain, a su vez, agradeció las gestiones realizadas por las autoridades para "destrabar una situación que generaba una serie de inconvenientes en la cadena de producción y comercialización de los productos que se elaboran en la planta industrial".

La planta de McCain en  la Argentina, junto con la que posee la holandesa Farm Frites, proveen de papas cortadas, congeladas y preparadas para su fritura a las cadenas de hamburgueserías McDonald’s, Burger King y la brasileña Bob’s.

Brasil suspendió las licencias automáticas de importación para una decena de productos perecederos argentinos, entre ellos, manzanas, trigo, uvas pasas y papas, como represalia a medidas similares aplicadas por la Casa Rosada en varios renglones del comercio.

Por su parte, la Argentina suspendió en los últimos años las licencias automáticas y en febrero pasado aplicó además un sistema de control que demora las compras en el exterior dentro de una política de sustitución de importaciones y a favor de la industria nacional.

Estados Unidos, Japón y la Unión Europea junto a otros países han planteado quejas contra la Argentina ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la imposición de medidas que consideran proteccionistas.

En junio pasado, funcionarios de la Argentina y Brasil, los mayores socios del Mercosur, acordaron suavizar las trabas que afectan al comercio bilateral, en el marco de una cumbre del bloque celebrada en la ciudad argentina de Mendoza.  



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas