Martín Redrado: “Sólo con el Banco Central no podés mejorar las expectativas”
Economía

Martín Redrado: “Sólo con el Banco Central no podés mejorar las expectativas”

El expresidente de la entidad, hoy en las filas del Frente Renovador, plantea que no es suficiente el accionar del BCRA para lograr estabilidad cambiaria. Cuál fue su momento más difícil de su gestión.  Por Esteban Lafuente 03 de Octubre 2014

 

 

“Hoy por hoy la economía argentina es tan de frazada corta que no se puede pensar que cambiando solo el Banco Central podés mejorar las expectativas”, dispara Martín Redrado. En diálogo con Apertura.com, el expresidente del BCRA durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, analizó los cambios en la entidad y compartió su visión sobre el futuro del país.

Redrado Verti - IMG“Se necesita un plan económico integral, y una de las precondiciones es devolverle al Banco Central un instrumental en el marco de un programa económico mucho más profundo, que entre otras cosas se proponga bajar la inflación en los próximos cuatro años de forma gradual. Argentina tiene que acostumbrarse a tener políticas de Estado”, explicó el economista, hoy en las filas del Frente Renovador que lidera Sergio Massa.

Por su parte, Redrado se refirió a la dinámica relación que existe entre el titular del BCRA, entidad que lideró por más de cinco años, durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner. “Si la política económica del gobierno es tener un tipo de cambio competitivo y el presidente del BCRA quiere apreciarlo, hay una colisión con los intereses económicos y se tiene que ir. El BCRA debe participar en la opinión sobre el curso de la política económica”

Además, añadió que “cuando el titular del Central toma el cargo por seis años, lo que debe acordar con el presidente de la república son las políticas a seguir, y luego la independencia de instrumentos para poder realizarlo”.

Ante la consulta por su momento más difícil como presidente del Central, Redrado se refirió a octubre de 2008, durante la crisis financiera en los Estados Unidos. “Tuvimos la caída de Lehman Brothers, al gobierno se le ocurrió estatizar las AFJP y ahí vivimos un momento de fuerte incertidumbre. Hubo mucha pelea con la propia presidenta, en términos de que ella quería devaluar porque el real brasileño se había escapado a la luz de crisis y yo le explicaba que eso era algo transitorio. El 30 de octubre de 2008 fue el día más difícil, vendimos 525 millones de las reservas y recibimos fuertes críticas de la presidenta. Yo ofrecí mi renuncia y no me la aceptaron”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas