Loser: “Subió el riesgo de no llegar a un acuerdo con los holdouts”
Economía

Loser: “Subió el riesgo de no llegar a un acuerdo con los holdouts”

El economista y ex funcionario del FMI , Claudio Loser dijo que Cristina puede quedar presa de su propio discurso. Por Flavio Cannilla 18 de Julio 2014

 


Entre seis y siete meses. Ése es el plazo que el economista y ex director del FMI, Claudio Loser, cree que la Argentina debería esperar para volver a recibir inversión extranjera directa que valga la pena ser considerada como tal. La condición: que el país llegue a un acuerdo con los tenedores de bonos denominados buitres, o sea, los fondos NML y Aurelius Capital. Sin embargo, el hoy director del think tank Centennial-Group de Washington (Estados Unidos), por el momento, no ve muchas posibilidades que eso pase, según anticipó en una selecta conferencia telefónica con los principales medios financieros de la Argentina y de los Estados Unidos, de la participó Apertura.com. Todo lo contrario. En la charla, Loser admitió que tras unas primeras semanas que invitaban al optimismo el país está a pocos menos de 15 días de volver al pasado.
loser
Holdouts. El economista advirtió sobre los riesgos a los que se enfrenta la Argentina. Crédito: Apertura

“Diría que el riesgo subió. Es siempre un tema la estrategia de este Gobierno que juega duro hasta el último momento. Por eso, también el lenguaje durante el reciente encuentro de los BRICS. Pero ese tipo de mensaje, hace muy difícil que se pueda volver a la mesa de negociación y hoy el riesgo de no lograr un acuerdo es más grande”, agregó. El especialista remarcó que la Argentina está en recesión, si bien todavía no es tan grave como en 2001. A ello se suma una tasa de inflación que ya ronda el 40 por ciento anual, según las estimaciones privadas, y niveles preocupantes en las principales cuentas de intercambio del país.

El economista reconoció que entre los motores del renovado tono que exhibe el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner están las impresiones que la Presidenta parece interpretar tras las visitas de los líderes de China o Russia. “Evidentemente, este tipo de apoyo, de concretarse puede convertirse o ser interpretado como gamechangers, pero sería bueno recordar que esto recién se puede llegar a concretar en el mediano plazo”, sostuvo en diálogo desde Washington.

Entre los principales daños, el economista recordó que un nuevo dafault “llámenlo técnico o como quieran” impactará de lleno sobre los más vulnerables de la sociedad argentina: la población que vive en la pobreza, que según la última estimación de la Universidad Católica es un 25 por ciento de la población.

A pocos días de celebrarse la próxima reunión convocada por el juez neoyorquino Thomas Griesa, el ex funcionario del FMI sostuvo que el letrado estadounidense lejos estaría de querer castigar al país. “Hasta ahora fue bastante abierto y estoy seguro que su principal meta es solucionar el conflicto, para lo cual buscará agotar las posibilidades para presionar a ambas partes por igual para llegar a un acuerdo. Por su parte, también los fondos en pugna señalizaron en repetidas veces que su interés principal es encontrar la salida a través de una solución negociada”, afirmó.

Ante la pregunta de los beneficios que podría cosechar el país, Loser fue contundente: “Si hay una salida positiva, primero y de forma bastante acelerada se moverán las inversiones desde Club de Paris. Si sus miembros ven que la Argentina arregla esta contingencia, pueden llegar a moverse en un término de 3 a 6 meses”. Otro efecto no menor sería la reducción que sufriría la fuga de capital, aliviando así la presión sobre la tasa de cambio. “Pero también otros inversores se pueden a llegar a mover rápido: las compañías extranjeras, particularmente de sectores como los hidrocarburos y agricultura, podrían verse incentivados a reinvertir”, indicó y amplió: “Sobre el lado financiero, habrá un cambio en el precio de títulos en el mercado secundario.” Loser resumió que su principal preocupación en estos días no pasa tanto por los efectos a venir sino en que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner quede “preso de su propio discurso”. Y desde esa perspectiva, las posibilidades de encontrar una salida hoy estarían en un 50-50, cerró.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas