20 de Septiembre 2017

Los desastres naturales provocan pérdidas por US$ 520 mil millones al año

Los costos empujan a 26 millones de personas a la pobreza.

Los desastres naturales provocan pérdidas por US$ 520 mil millones al año

Terremotos, huracanes, inundaciones e incendios forestales: los desastres naturales parecen no dar tregua. Después del huracán Harvey llegó Irma - con daños de por lo menos US$ 50 millones en Florida- y luego María y sólo 10 días después del terremoto del 7 de septiembre en México  (8.1° en la escala de Ritcher) la tierra mexicana volvió a temblar. Un sismo de 7,1° con epicentro entre los estados de Puebla y Morelos, derrumbó varios edificios y dejó un saldo de más de 240 muertos, justo el mismo día en el que hace 32 años ocurrió el peor terremoto de la historia de México en el cual se perdió el 2,4 del PBI del país.  En la Argentina, las recientes inundaciones en Buenos Aires y La Pampa ya generaron pérdidas de US$ 500 millones en lo que va del año.

Según un informe del Banco Mundial y el Fondo Mundial para la Reducción de los Desastres y la Recuperación (GFDRR) publicado en noviembre de 2016, el impacto de los desastres naturales graves equivale a una pérdida de US$ 520.000 millones en el consumo mundial y empujan a unos 26 millones de personas a la pobreza cada año. “Las tormentas, las inundaciones y las sequías tienen graves consecuencias humanas y económicas, y a menudo son los pobres quienes pagan el precio más alto. Generar resiliencia frente a los desastres no es solo un objetivo razonable desde el punto de vista económico, es también un imperativo moral”, explicó en el estudio Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial.

En los 117 países estudiados, se observó que el efecto sobre el bienestar -medido en términos del consumo perdido- es mayor que las pérdidas en activos. Siendo lo pobres los más afectados y quienes tienen una capacidad limitada para hacer frente a estas situaciones, en el informe se estima que el impacto sobre el bienestar en estos países equivale a pérdidas en el consumo de US$ 520.000 millones al año. Esta cifra supera todas las demás estimaciones en hasta un 60%.

En el informe se evalúan los beneficios de iniciativas implementadas en los países estudiados para generar una rápida recuperación, cuya combinación permitirían a los países ahorrar US$ 100.000 millones al año y reducir en un 20% el impacto total de los desastres sobre el bienestar. Las medidas incluyen los sistemas de alerta temprana, la mejora en el acceso a servicios bancarios personales, las pólizas de seguros y los sistemas de protección social (como las transferencias de efectivo y los programas de obras públicas), elementos que podrían ayudar a las personas a responder más adecuadamente ante las crisis y a recuperarse. 



¿Te gustó la nota?

0

0

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas de tu interés