Los comercios en Venezuela pasaron a pesar los billetes en vez de contarlos
Economía

Los comercios en Venezuela pasaron a pesar los billetes en vez de contarlos

Por la cantidad de papeles requerida para comprar un producto, los comerciantes usan balanzas para cobrar en bolívares venezolanos.

31 de Octubre 2016

Parado tras el mostrador de una tienda de comidas en Caracas, Humberto Gonzalez remueve rebanadas de queso blanco de su balanza para reemplazarlas por los bolívares venezolanos que un cliente le entrega. Esa escena es la que replica la agencia de noticias Bloomberg, en un artículo en el que revela que la moneda está tan devaluada que las compras requieren de demasiados billetes, por lo que en vez de contarlos, algunos comerciantes los pesan.

“Es triste; a este punto, creo que el queso vale más”, le dice Gonzalez al medio estadounidense. Aunque para la agencia de noticias el peso de billetes no es una práctica que se puede ver en todo el país, sí está creciendo.

Consultado por Bloomberg, el director financiero de Capital Market Finance, Jesus Casique, comenta al respecto: “Cuando se empieza a pesar el dinero, eso es un signo de inflación galopante; pero los venezolanos no saben cuán malo es ello porque el gobierno se rehúsa  a publicar los números”.

El artículo asegura a su vez que, ante la ausencia de datos oficiales, a los economistas locales les queda sólo adivinar de cuánto puede ser la inflación anual, que algunos estiman en 200 por ciento, mientras que otros sostienen que ya alcanzó un 1.500 por ciento.

La devaluación de la moneda ha logrado que compras básicas requieran de cientos de billetes, y que los compradores los acarreen en bolsos de gimnasio a través de calles plagadas de criminales. Hasta el momento, según Bloomberg, el gobierno se había negado a imprimir papeles con mayor denominación que el de 100, cuyo valor en dólares ronda los U$S 0,10.

Sin embargo, en base a lo investigado por la agencia de noticias, el gobierno habló con compañías productoras de billetes sobre la impresión de papeles por 500, 1.000, 5.000, 10.000 y hasta 20.000 bolivarianos. La fuente con la que habló Bloomberg también anticipó que el objetivo sería tenerlos listos para los bonos de Navidad, y que, para ahorrar tiempo y dinero, el gobierno sólo cambiaría el color –y no el diseño– de los billetes existentes, añadiendo sólo ceros. El Banco Central, por su parte, no hizo comentarios.

El artículo afirma que para los venezolanos, tener una gran cantidad de billetes no significa tener una gran capacidad de compra, y a su vez, revela que la falta de cajeros y los límites para retirar dinero son un problema extra. “Mientras que dos años atrás un típico cajero automático era repuesto con billetes cada cierta cantidad de días, ahora eso ocurre cada cierta cantidad de horas”, indica el texto.

Para Bremmer Rodriguez, un joven de 25 años que maneja una panadería en las afueras de Caracas, esconder las bolsas de dinero que ingresan a su comercio todos los días lo hacen sentir como un narcotraficante. “Me siento como Pablo Escobar; es una montaña de dinero, y cada día crece más”, confiesa a Bloomberg.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

4 Comentarios

Juan Harillo Reportar Responder

prueba

Juan Harillo Reportar Responder

Pensar que los corruptos que manejaban el pais tenian a Venezuela como ejemplo. El populismo jamás generó riqueza, solo ingnorancia, vagancia y corrupción elevada.

Nicolas Martinez Reportar Responder

porque los q sirven xa algo estan hace años en miami.....quedan votantes de chavez...mas o menos descontentos con maduro

Marta Herminia Pezzo Reportar Responder

No entiendo como los venezolanos pueden aguantar los que le pasa, Maduro es un inepto, no sirve para nada , la gente no se levanta?

Videos

Notas Relacionadas