Los cincos problemas que trajo el default y complican a las pymes
Economía

Los cincos problemas que trajo el default y complican a las pymes

Aunque el Gobierno lo niegue, el cese de pagos trajo consigo complicaciones para los empresarios.  Por Laura Mafud 06 de Octubre 2014

 

 

El ministro de Economía, Axel Kicillof, lo negó rotundamente. “No estamos en default”, fue la frase escuchada desde el Gobierno nacional pero, para la economía, la realidad es otra: el cese de pagos afecta los negocios. Cuáles son las principales complicaciones, según los especialistas: 

1| Falta de financiamiento 

“Si en 2015 hay una solución con holdouts y se accede al financiamiento externo, la performance económica sería algo más positiva. Si no sucede, caemos en un escenario de estrés que afectará en mayor medida a las pymes (económica con riesgos cambiarios, recesivos e inflacionarios)”, sostiene Lorenzo Sigaut Gravina, economista Jefe de Ecolatina. “El principal impacto del default se verá en la falta de crédito y la recesión”, coincide Fanelli. El sector tendrá que pugnar por conseguir mejores condiciones de financiamiento. Hasta que no se ordene la situación en materia de deuda externa, no se ve un horizonte claro. “Si un bono argentino rinde más de 15% en dólares, a una año, por esta situación, parece difícil que una empresa pueda pedir dinero a una tasa competitiva a nivel internacional”, explica Tombolini. “No hay acceso al crédito internacional y el precio de la soja está cayendo. Bajo esas condiciones, no veo buenas perspectivas para 2015”, agrega Fanelli. 

¿Default? El Gobierno lo negó, pero las empresas sufren los problemas del cese de pagos. Foto: Archivo.


2| Suba de tasas

“La situación lleva a una lógica de alza de tasas de interés de revertir el movimiento anterior, que era más bien voluntarista. Pero la situación se hace más crítica para pymes. Si bien la suba tiene lógica, es insuficiente. El trade off, entre tasas y dólar, vuelve a ponerse espinoso y esto termina siendo lo más complicado”, comenta Curia. “Con este tipo de cambio, sobrevaluado, es difícil esperar algo porque se perdió una pequeña oportunidad. Estamos tan embretados que es difícil ver alguna salida en el corto plazo”. 

3| Menor demanda

Uno de los aspectos más preocupantes, para las pymes, es la caída en la demanda. “Prácticamente, Casi todos los sectores muestran ventas menores que en 2013, si tomamos la venta en unidades, lo cual sumado a mayores costos, sin dudas castiga la rentabilidad del sector. En este sentido cabe decir que el hecho de continuar sin permitir el ajuste por exposición a la inflación implica pagar mayores impuestos aun sin tener una rentabilidad concreta”, comenta Tombolini. 

4| Cumplir con un sistema impositivo oneroso

La simplificación en materia tributaria y lo relativo a Ganancias, así como el aumento de la capacidad de facturar por parte de monotributistas, será muy importante, dado que una situación fiscal deteriorada dificulta el acceso a financiamiento por parte de la pyme. Es clásica la situación de ‘carpetas flojas’ en el sector a la hora de buscar financiamiento para expandir o renovar los activos de la empresa, dice Tombolini. 

5| El costo de los servicios por las nubes 

Mientras la infraestructura energética sigue siendo limitada, el aumento en las tarifas de agua y gas impacta en mayores costos. “Lo mismo sucede con los combustibles que llevan mas de 37% de suba en lo que va del año, impactando de lleno en los costos de logística de las empresas”. 

 

El original de esta nota fue publicada en el suplemento Pyme que acompaña al diario El Cronista Comercial.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas