Los arbolitos ya reparten tarjetas personales
Economía

Los arbolitos ya reparten tarjetas personales

Sin temor a los controles de la AFIP, los vendedores del dólar blue brindan sus datos y ofrecen servicio de “delivery de divisas”.

13 de Noviembre 2013

Adiós al anonimato a la hora de comprar dólares, euros, reales o pesos uruguayos. Adiós al miedo a ser detenido por la AFIP, que supo desplegar en la city a su ejército de inspectores para atrapar arbolitos. Al menos así lo vive una casa de cambio que, lejos de amedrentarse, fue por más y reparte tarjetas en la esquina de Corrientes y Maipú.

De acuerdo con la tarjeta, la casa de cambio hace delivery de divisas. “Cambio directo domicilio / hotel / hostal”, reza la pequeña tarjeta personal, repartida a cuanto transeúnte circule por la zona.

tarjeta pixelada dos img
En Dios confiamos. La tarjeta entregada por los arbolitos, quienes ya no se preocupan por los controles. Foto: Apertura.

El arbolito, además de su clásico grito, reparte las tarjetas como si fueran volantes. Algunos las agarran, otros no. Pero quienes se llevan la tarjeta consigo, son observados desde ella por Benjamin Franklin, impreso en color… verde.

El lema de la casa de cambio, “Seguridad y Seriedad”, se lee en un extremo mientras que, en el borde inferior, se leen dos números de celulares y hasta un número de radio para llamar desde un aparato Nextel. La dirección, como un símbolo de los tiempos que corren, no está impresa sino que fue sellada en la tarjeta, con la posibilidad de que la casa de cambio pueda mudarse rápidamente.

tarjeta lado dos blureadaA pedido. La casa de cambio ofrece un delivery de billetes en su tarjeta. Foto: Apertura.

El arbolito, lejos de asustarse por los controles de la AFIP, pasa sus tardes acercando el servicio del dólar blue a los transeúntes. Tras imponerse el cepo cambiario hace dos años, las posibilidades de encontrarse a los vendedores por la calle Florida, entre Sarmiento y Corrientes, se multiplicaron. Y no sólo eso, ya que los arbolitos pasaron a operar en los lugares menos pensados y hasta tienen horarios de oficina. Pero, claro, siempre en la calle.

A su vez, la fuga de dólares marca nuevo récords. Las reservas del Banco Central perforaron la barrera de los US$ 33 mil millones y se ubicaron en 32.701 millones, en una jornada en la que el billete estadounidense se negoció a $ 9,80 en el mercado paralelo.

De esta manera, en una jornada las reservas descendieron en total US$ 340 millones, ya que habían cerrado el día anterior en 33.051 millones.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas