Larraín, ex ministro de Hacienda de Chile: “No podemos armar un futuro mirando las commodities
Economía

Larraín, ex ministro de Hacienda de Chile: “No podemos armar un futuro mirando las commodities"

Inflación, materias primas e instrumentos de crédito en la visión de Felipe Larraín, ex ministro de Hacienda de Chile y nuevo piloto económico en potencia del país vecino. Por Flavio Cannilla 15 de Septiembre 2017

Contundente, claro y con la experiencia de haber piloteado la economía chilena durante una de las etapas más fructíferas de su historia, Felipe Larraín no tiene dudas: la hora de la diversificación llegó para quedarse. El ex ministro de Hacienda (2010-2014) del primer gobierno de Sebastián Piñera (y potencial futuro jefe de esa cartera) dialogó en exclusiva con Apertura, en el marco de la 38ª Reunión Anual del IAEF, y marcó los puntos de orientación que le esperan a la economía de ambos países. El nuevo mundo de las commodities, versión siglo XXI, el factor institucional y la experiencia chilena con modelos como la UVA. La visión de un maestro de economistas.

¿Cuáles son los tres mayores desafíos que perciben para nuestras economías?

En lo externo, el de Corea del Norte. Luego, vivir con una política monetaria menos expansiva en el mundo. Eso significará vivir con tasas más altas de las que tenemos hoy en día. Eso es un llamado a ser muy responsable fiscalmente, para no quedar expuesto a los ciclos de alza de tasas en el mundo. Y tercero, hacerle frente al fin del superciclo de las commodities y cómo reconvertir nuestras economías. El futuro pasa por la diversificación, por la calidad de las políticas públicas y lo que podamos hacer internamente.

¿En que sentido?

En cuanto a lo que hagamos en materia institucional. La pregunta es cómo hacer política económica en un país de commodities en esta nueva era. Entonces, el estado del arte indica que se trata de tener cuatro instituciones para lograrlo: un banco central autónomo, una regla fiscal estructural, un fondo soberano y, ojalá, un consejo fiscal asesor. Esos son, creo, las instituciones para tener un manejo económico sólido.

¿Por qué esas y no otras?

Porque son esas las que permiten que no se genere el espacio para un gobierno omnipresente, que caiga en una tentación muy simple, que es que, cuando los precios de las commodities suben, la tentación del gobierno es gastárselo. Le pasó a Venezuela, a Ecuador. De hecho, Venezuela gastaba más de lo que tenía, porque el país tenía déficit fiscal en la época del precio de barril de US$ 130. Tenía un tremendo problema fiscal. Pero si tu tienes las instituciones que te obligan a ahorrar, en los períodos de alza, para que puedas sacar en los períodos de baja para utilizar parte de los fondos. Noruega es un ejemplo. Esa es la manera de amortiguar los shocks. Por ejemplo, Colombia, Perú y también ahora Paraguay, que están trabajando con un fondo soberano.

Felipe Larraín, ex ministro de Hacienda de Chile. Fuente: Ministerio de Hacienda de Chile

¿Qué recomendaciones surgen de la experiencia de Chile que hizo una marca registrada de su institucionalidad, que pesa tanto entre la comunidad inversora global?

Por lo que veo, creo que están haciendo las cosas bien en este momento en la Argentina. Porque lo primero que hay que hacer es poner la casa en orden. Ahí tomaron los pasos correctos: unificación cambiaria, eliminación de impuestos a la exportación, estar reduciendo los subsidios, que son parte importante del déficit fiscal, y que, a su vez, son parte importante de la inflación. Porque ustedes tienen que reducir la inflación y el déficit. Y eso requiere poner la casa en orden. En ese recorrido, creo que sería importante que rápidamente se pueda corregir o reforzar las instituciones.

¿Cómo se hace?

Es un tema que requiere tener un acuerdo y una voluntad política que no se limita a tener un presupuesto responsable, que sí es clave, pero no alcanza. Se necesita también un regal fiscal que le marque al gobernante: miré señor o señora, Usted sólo se puede mover dentro de determinados parámetros. Y esa regla fiscal va con un fondo soberano. O sea, tener una regla mandatoria de, en la etapas de bonanza, depositar en el fondo, y en épocas de baja, tener una hoja de ruta para utilizarlo. Otra vez, para que eso funcione, y es sólo mi sugerencia, con todo el respeto y en base a nuestras experiencias, es hacerlo por ley no por decreto, si bien se puede iniciar por decreto.

Un elemento clave fue la autonomía del Banco Central en ese sentido. ¿Cuánto tiempo les llevó reducir el nivel de inflación de más del 20 por ciento del que partieron para llegar al 3 por ciento de hoy?

Entre cinco y ocho años.

¿Qué otros desafíos internos se generaron?

Principalmente generar la confianza y la previsibilidad para encantar a los inversores nacional y extranjeros; para encantar a los emprendedores, y no solo los grandes, sino especialmente a los más chicos, a los ciento de miles de los emprendedores que están dispuestos a emprender cuando las condiciones son las adecuadas pero que, por su tamaño, se enfrentan a dificultades mucho más grandes que una compañía de gran porte.

Al respecto, los chilenos supieron generar confianza en su sistema también gracias al UF, que sería modelo madre de nuestro UVA. ¿Cuánto les ayudó y cuánto tiempo les llevó generar a través de este instrumento la credibilidad entre la propia población para invertir y generar ahorro interno?

Fue muy importante para el desarrollo del mercado de capitales de Chile y sobre todo para el largo plazo. Primero, porque Chile lo implementó en un entorno de inflación alta, superior al 20 por ciento. Nosotros tenemos hoy más de 30 años con la UF. Hoy, por eso, se encuentran papeles en pesos, no en UF, muy largos. O sea, se genera un arbitraje saludable entre los papeles en pesos y papeles en UF, que de alguna manear ayudan a determinar las expectativas de inflación, si se está con una meta creíble porque las expectativas de inflación están entorno del Banco Central, que es del 3 por ciento anual. Y si bien, hoy, la UF es menos importante de lo que fue en el pasado fue un elemento muy relevante para generar la credibilidad para atraer la inversión en el largo plazo.

 

Leé la entrevista completa próximamente en la revista Apertura. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

3 Comentarios

jesus jose fava Reportar Responder

aprendan cambiemos.

jesus jose fava Reportar Responder

APRENDAN CAMBIEMOS.

Sofia Rojas Reportar Responder

¿Necesita un préstamo urgente? contáctenos a través de nuestro correo electrónico (henriettafernandoloanfirm@gmail.com) para solicitar un prestamo fiable ahora.

Videos

Notas Relacionadas