El otro ataque del fondo buitre Elliot
Economía

El otro ataque del fondo buitre Elliot

Enterate de cuál es la otra pulseada y por qué puede significar, incluso, una suma de dinero mayor a los US$ 1300 millones que le reclama al país. Por Flavio Cannilla 28 de Julio 2014

 

 

A resguardo del dramatismo que adquirieron las reuniones con los representantes argentinos en el Park Plaza de Nueva York, Elliott Management Corporation, el fondo que controla a los “buitres” de NML Capital, se encuentra inmerso una apuesta  igual  incluso que el cobro de los US$ 1.300 millones que, junto a Aurelius Capital le reclama a la Argentina. El fondo se apresta a desmantelar una de las más valiosas empresas de software a nivel mundial.

Su víctima en este caso sería la firma de software EMC. Con una facturación de más de US$ 23.220 millones (6,9 por ciento más que en 2012), se trata del líder global en materia almacenaje y Big Data. El año pasado, la compañía, que emplea a 60.000 personas en todo el mundo, generó ingresos netos de US$ 3.090 millones, un 7,2 por ciento más que en 2012. EMC es además propietaria, del 80 por ciento de la firma VMware, líder global en soluciones de virtualización. La misma cuenta hoy con un valor de mercado estimado en US$ 41.000 millones.

El hombre. Paul Singer, número uno de los fondos buitre, puso en jaque a Cristina. Foto: Bloomberg.

Representantes de Elliott se reunirán en los próximos días con el CEO de EMC, Joe Tucci. La meta: convencerlo para que acepte deshacerse, justamente de VMware, según informaciones del Wall Street Journal. La razón es simple, la compañía de software fundada en 1979 y con sede en Hopkinton, Massachussets, ostenta hoy un valor bursátil de US$ 58.000 millones. Según la visión de Elliott, el ‘régimen `de deshacerse de VMware le permitiría elevar su valor de acción y, en definitiva, de mercado.

A diferencia del enfrentamiento que lleva adelante contra la Argentina ante el juez Thomas Griesa, Elliott no requerirá de un fallo judicial para que Tucci le preste atención al reclamo. El fondo creado en 1977 y con sede en Nueva York, es desde hace una semana uno de los cinco principales accionistas más importantes de la compañía de software, que tiene un valor de mercado de US$ 58.000 millones y emplea a 60.000 personas. Según informó Reuters el 21 de julio, Elliott había adquirido para esa fecha un 2 por ciento de las participaciones de EMC por un valor de US$ 1.000 millones.

Si bien, en el mercado se encuentran dividos sobre cuánta probabilidad de éxito pueda tener la iniciativa, no es la primera vez que Elliott incursiona en el negocio de IT y con éxito. Operaciones anteriores incluyeron compra y venta de acciones y de firmas, en casos como Juniper Networks, NetApp o Riverbed Technology. Mientras, los propios pares –reconocidos y feroces competidores del Singer- le reconocen a Elliott el talento de saber esperar. Entre las razones está el enfrentamiento con la Argentina. Jeff Mathews, socio del fondo de inversión de riesgo RAM Partners comentó recientemente al blog Gigaom: “Creo que Joe (Tucci) tendrá que tener cuidado. Elliott le peleo a la Argentina hasta las instancias de la Corte Suprema de los Estados Unidos y ganó. Tampoco se alejarán de esta tan fácilmente”. Consultado por el medio EMC le reconoció que la compañía está dispuesta a reunirse cara a cara con Singer en estos días.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas