La Cámara de Casación Penal ratificó embargo de $80 millones sobre IBM
Economía

La Cámara de Casación Penal ratificó embargo de $80 millones sobre IBM

Fue a pedido de la Oficina Anticorrupción por presuntas “transacciones ilegales”.  02 de Marzo 2015

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó que se deberá acceder al pedido de la Oficina Anticorrupción (OA) para que la empresa IBM sea embargada por casi $ 82 millones “con el fin de asegurar la restitución de los bienes que resulten del beneficio” de convenios presuntamente ilícitos celebrados con la DGI durante el gobierno de Carlos Menem.

Los camaristas Mariano Hernán Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos ordenaron “remitir las actuaciones al tribunal de origen a fin de que dé inmediato cumplimiento a lo oportunamente resuelto por esta Cámara con fecha 18 de agosto de 2010 en el marco del presente incidente”.

La referencia se remite a lo resuelto por el mismo tribunal, hace más de cuatro años, cuando hizo lugar a un planteo de la OA que reclamaba el embargo de la multinacional de informática por $ 81.996.627,19, para hacer frente a las reparaciones económicas por el perjuicio al patrimonio público ocasionado con esas ilegales transacciones.

IBM 2

De acuerdo con la resolución, según consignó Télam, los magistrados repasan el intrincado camino que vienen recorriendo los expedientes judiciales iniciados hace más de tres lustros en los que se investigan los convenios entre IBM y la DGI, el ANSES y el Banco Nación.

El embargo de los bienes de las firmas resulta “la medida cautelar prima facie idónea para asegurar la oportuna restitución al Estado del importe dinerario que pudiera haber constituido un pago en exceso”, afirmó en aquella oportunidad el entonces camarista Augusto Diez Ojeda, en un voto al que adhirieron Hornos y Mariano González Palazzo.

En el nuevo fallo, el tribunal reconoce que “el principio general establece que las decisiones atinentes a medidas cautelares “sea que las decreten, levanten o modifiquen- no constituyen sentencia definitiva” lo que no habilitaría el análisis de la Casación, no obstante “corresponde admitir una excepción”.

Ello ocurre porque la OA alegó la existencia de una “cuestión federal”, y en ese caso “la potestad de los jueces de esta causa de ordenar la restitución de la ganancia indebida en caso de recaer condena por el delito imputado (administración infiel en perjuicio de la administración pública) permanece incólume”.

“Por esa razón, ante la restitución que una eventual sentencia de condena pudiera ordenar en el marco de la presente causa, resulta necesario evitar la frustración de esa medida a través del dictado del embargo preventivo que este Tribunal ya había considerado idóneo en su resolución anterior”, concluye.

El 23 de febrero último los mismos jueces revocaron los sobreseimientos de once imputados en la causa en la que se investiga el pago de sobreprecios por el Estado Nacional de aproximadamente $ 120 millones relacionados con la contratación de servicios informáticos que celebró la DGI con IBM Argentina en 1994.

Los magistrados dejaron sin efecto los sobreseimientos y remitieron la causa “al tribunal de origen” encomendándole “que celebre en forma urgente el debate oral y público en las presentes actuaciones”, según consta en las cuatro resoluciones de una veintena de carillas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas