Kirchner, Moreno y Kicillof, los tres rivales de Aranguren
Economía

Kirchner, Moreno y Kicillof, los tres rivales de Aranguren

Con los tres tuvo cruces y, en todos los casos, cayó de pie. Un repaso por los momentos de tensión.  16 de Marzo 2015

Si bien llevaba 37 años en Shell, Juan José Aranguren vivió los tironeos políticos al ritmo de las críticas del Gobierno nacional, con quien se enfrentó varias veces. Sus enemigos, todos de primera línea, no dudaron en atacarlo e, incluso, llamar al boicot. Un repaso por los tres titanes con quienes se cruzó. 

Néstor Kirchner, el primer round. Corría 2005 y el entonces presidente Néstor Kirchner daba una orden al mercado: no subir los precios de los combustibles. Desafiante, desde Shell hicieron oídos sordos y subieron los precios entre 2,6 y 4,2 por ciento. Fue el principio de una batalla de pesos pesados: Kirchner, flamante presidente y con los números de una economía que crecía debajo del brazo, por un lado; por el otro, Aranguren, hombre poderoso del sector energético argentino. 

Kirchner no tardó en tomar represalias contra la petrolera angloholandesa y llamó a boicotearla. Curiosamente, el boicot los benefició. "Los verdaderos afectados fueron los estaciones, las pymes", indicó el empresario, durante una entrevista. Resulta que el combustible que no se vendió en la Argentina se exportó, beneficiando a Shell. "Tuvimos una merma en nuestras ventas", reconoció Aranguren en ese momento, pero aclaró: “Terminamos el año con una ganancia de US$ 57 millones”.

Round uno. Kirchner y Aranguren se enfrentaron por el precio de los combustibles. Foto: Archivo Apertura.

Moreno, el enemigo número uno. El ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, no dudó en enfrentar al presidente de Shell. Y lo hizo con creces: le inició más de 57 causas judiciales. Sin vueltas, Moreno llegó a pedir prisión para los directivos de la petrolera, a quienes acusó de “desabastecer el mercado de gasoil”. Como respuesta, Aranguren, había salido a contestarle: “La compañía cumplió con las normas de abastecimiento de combustibles al mercado interno”. Los datos son elocuentes: durante 2006 y 2007, Moreno les impuso 117 sanciones (donde los acusaba de desabastecedores) por un monto de $ 1 millón cada una. En 2007, pidió de 6 meses a 4 años de prisión para Aranguren. Finalmente, todas las sanciones -y el pedido de prisión- quedaron en la nada.

Kicillof y el salto del dólar. Enero de 2014. City porteña. Los carteles que anuncian la cotización enloquecieron. El precio del dólar salta sin control. La corrida del dólar es real y, desde el Gobierno, salen a buscar al perfecto culpable: Juan José Aranguren. 

“Shell compró a un banco extranjero $ 3,5 millones a un precio de $ 8,40, cuando la cotización era de $ 7,20", había disparado el ministro de Economía, quien enmarcó la operación en un plan para "armar una escalerita".

Pero Aranguren no reculó y salió a retrucar. “El Banco Central estaba al tanto de las compras de dólares que iba a realizar Shell para atender sus importaciones y exportación de combustibles", se defendió el empresario. Como si eso fuera poco, agregó: “Concretamos exportaciones por US$ 14,7 millones e importaciones por 11,3 millones, con un saldo a favor de US$ 3,4 millones, que liquidamos en el mercado a $ 6,885, por debajo del cierre diario. Al día siguiente precisamos adquirir US$ 1,6 millones, que conseguimos a $ 6,896, es decir, 25 centavos menos que el cierre del día”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas