Juntarse a ver el Mundial es un 173 por ciento más caro que en 2010
Economía

Juntarse a ver el Mundial es un 173 por ciento más caro que en 2010

Desde las papas fritas y aceitunas para la picada, hasta la camiseta de la Selección, fueron víctimas de la inflación. Fumar, un 146 por ciento más caro.  28 de Mayo 2014

Hace cuatro años, los argentinos tuvieron que soportar –picada con amigos de por medio- la goleada alemana por 4 a 0 en el Mundial de Sudáfrica. Hoy, con las esperanzas renovadas, volverán a disfrutar de la máxima competencia de fútbol, aunque la picada con amigos costará un 173 por ciento más.

La inflación, en estos cuatro años, hizo de las suyas. Si por ejemplo el grupo de amigos quisiera comer una pizza grande de muzzarella tendrá que pagar $ 93, un 177 por ciento más que en 2010, cuando costaba $ 33,5. Lo mismo sucede con las empanadas: media docena de empanadas de carne cuestan $ 78, un 192 por ciento más que en 2010, cuando su valor era de $ 26,70. Para bajarse la comida podrían optar por una Coca-Cola, cuyo precio se incrementó 136 por ciento desde el último Mundial. La cerveza de 1 litro, mientras tanto, sufrió subas de 212 por ciento.

Pulgares arriba. Lio Messi es la apuesta fuerte de la Selección para este Mundial. Foto: Reuters.

Los datos, que surgen de un estudio realizado por la Universidad de Palermo, también abarcan a los elementos necesarios para una buena picada. El queso Por Salut de Sancor, por kilo, aumentó 179 por ciento (cuesta $ 104). Las aceitunas se incrementaron un 247 por ciento (cuestan $ 31,8); el jamón cocido, por kilo, 218 por ciento ($ 142); el pan lactal, 244 por ciento ($ 30,9); el salame, por kilo, 270 por ciento ($ 212); y las papas fritas, en paquete de 120 gramos, 169 por ciento ($ 18).

Mientras tanto, si los hinchas de la Selección quisieran vestirse para la ocasión, deberán tener el bolsillo abultado, porque el merchandising oficial también sufrió a la inflación. La camiseta titular de Argentina vale $ 574, lo que representa un incremento del 95 por ciento en comparación con el Mundial anterior. El pantalón oficial cuesta $ 349, un 134 por ciento más; y las medias $ 109, 225 por ciento más.

Una pizza costará 177 por ciento más que en 2010.

Los televisores no escaparon al alza de precios. Un televisor de 24” está lejos de los $ 1199 de 2010. Ahora se ofrece a $ 3049, es decir, un 154 por ciento más caro. El televisor de 32” LED HD se vende, actualmente, por $ 4649, su suba fue de 16,27 por ciento. El servicio de señal por cable, por su parte, aumentó 235 por ciento.

Finalmente, si fuma y quiere prender un cigarrillo para aliviar los nervios del partido, deberá saber que el tabaco también fue víctima de la inflación. El encendedor aumentó 589 por ciento, ya que pasó de $ 1,45 a $ 10. El atado de 20 unidades fue de $ 5,62, en 2010, a $ 13,87, una suba de 146 por ciento.

Los últimos minutos los podría disfrutar mientras comparte 1 kilo de helado con amigos, aunque el precio también se modificó: ahora cuesta 135 por ciento más. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas