Julio César Duran, el
Economía

Julio César Duran, el "abuelito" criticado por Cristina: "Pensé que me habían decretado la indigencia de hecho"

Interpuso la primera medida cautelar contra el cepo al dólar y recibió las críticas de la Presidenta por Cadena Nacional. Qué espera del cerrojo.  

Por Joaquín Garau 18 de Octubre 2013




Quiso regalarle US$ 10 a sus nietos por haber sido abanderados. No lo dejaron e interpuso una medida cautelar. Sin embargo, su caso, el primero, llegó a la Cadena Nacional y la propia Cristina Fernández de Kirchner lo criticó y llamó "abuelito amarrete". Hoy, Julio César Duran recuerda aquél momento y, asegura, que "todavía espera una disculpa de la presidenta". Mientras tanto, el cepo al dólar sigue adelante (VEA LA NOTA COMPLETA). 

¿Fue el primero en interponer una medida cautelar?
Creo que fui el primero. Procuré comprar US$ 10, 5, 1, y después de eso intenté con otra monedas, como moneda guaraní. Y en todas salía inconsistencia en la posibilidad de comprar. Ante ese atropello, que me parecía mayúsculo, porque eran $ 50, pensé: "Me decretaron la indigencia de hecho". Entonces me pareció correcto ante el avasallamiento de mis derechos, porque me parecía injusto, interponer la medida.

¿Para qué quería el dinero?
Iba a hacerle un regalo a mis nietos. Tengo dos nenes chiquitos. Tienen realmente de todo, y esto no lo tienen, era algo para que guarden, conserven.

¿Al final qué les pudo regalar a sus nietos?
Siempre les regalo cualquier cantidad de cosas. Pero esto no pudo ser, y quedó en el anecdotario. Si uno les pregunta: “¿Qué es un dólar?”. No saben qué es eso. 

Cuándo usted vio que no pudo comprar en reiteradas ocasiones, ¿Qué pensó?
Me atacó en mi propia persona porque no soy un indigente. No seré un rico, pero indigente tampoco. Soy un hombre de trabajo, un profesional. Y dije: "O acá hay un error en el sistema o acá realmente no se quiere que se venda ni una moneda de ningún color de ningún país a nadie". A las pruebas me remito. Y si está tan endurecido hoy en día que no se puede comprar ninguna moneda. Vaya a comprar cualquier moneda a ver qué le dicen.

¿Usted se sorprendió ante la crítica en cadena nacional de la Presidenta?
Yo no me sorprendí: ¡Se sorprendió el mundo entero! A mí me han llamado de diferentes partes del mundo, porque es un hecho inusitado que un primer mandatario apunte a un ciudadano porque le disgusta tal o cual actitud que no fue para nada ilícita. No existe en los anales de otros países. Me han llamado de radios y cadenas de televisión que yo no lo podía creer: Bloomberg, El País, Al Jazeera, la Cadena Caracol. Una infinidad de lugares, porque no podían creer que un primer mandatario se dedique a una cuestión como esta.

¿Qué les explicaba a los medios internacionales?
Decía que eso realmente me había sorprendido. Porque en el tenor de la conferencia que estaba la Presidenta ese día, donde estaba tocando un tema importante, incorporó esta minucia, esta cuestión menor, que me sorprendió realmente. 

Merecía una disculpa de la Presidenta y la estoy esperando, no se la pido, la estoy esperando Julio César Duran

 
¿Dónde se enteró de la mención de la Presidenta?
Yo perdí a mi madre en noviembre pasado y estaba a los pies de la cama de ella en ese momento. Estaba la televisión prendida y la Presidenta se descolgó con esa frase que creo que fue desafortunada.

¿Qué curso tuvo la medida legal que usted interpuso?
Se incorporó en el fuero correcto, que es el Federal. Se corrieron las vistas necesarias para que intervenga la oposición –la AFIP- que apeló la medida; pasó a la Cámara, que no hizo lugar al pedido de apelación de la AFIP, volvió al origen y ahí está, en auto para sentencia. Yo no creo que sea el momento procesal oportuno, ni políticamente oportuno, ni quiero sacar leña de este árbol, no es un tema que me interese o no, me tiene sin cuidado. Entiendo que el cepo no favorece a muchos, ha desfavorecido el tráfico común de bienes y servicios, y creo que ha sido desafortunado, pero es una medida que ha tomado el gobierno y uno vive acá.


El momento. La Presidenta, en cadena nacional, criticó al abogado por interponer la medida cautelar.  

En sus 60 años, ¿Algunas vez tuvo problemas de este tipo?
No, yo no. Nunca fui de comprar o de estar en el negocio del dólar. Yo trabajo desde los 12 años, me tocó en suerte así; no estuvo en mí nunca la especulación. Hay gente que vive de eso, yo no. Lo mío es dedicarme al derecho, haber criado a mis hijos y mis nietos, con el trabajo que me da la matrícula, pero no estoy en el negocio financiero. Nunca vi una situación así, un cerrojo tan importante. Creo que no es producente para el país, creo que el gobierno no puede salir de esta situación que ellos mismos han formado.

¿Sus nietos se enteraron de esto que pasó?
No saben, son chiquitos. Ven al abuelo en la televisión, la radio, las revistas.

Me decretaron la indigencia de hecho, pensé


Cuando sean grandes, ¿Cómo les va a contar esta situación: como anecdótica o enojado?
No, como anecdótica. Ellos han tenido repercusión en su escuela incluso. Le puedo asegurar que el ruido que hizo esto fue importante. Y ellos fueron receptores de esto: “¿Vos sos el nieto de fulano?”, en su escuela misma, en su clase de natación. Gracias a Dios no somos indigentes, y no haber podido comprar minucias de ese dinero es lo que impactó a los medios. Porque si uno va a comprar US$ 5 millones, decís: “¿Este tipo de dónde lo sacó?”. Está la UIF (Unidad de Información Financiera) que puede averiguar, o la AFIP, que lo puede llamar y decir: “¿Usted de dónde sacó la plata?”. Pero no es el caso.

Llamó la atención que la Presidenta se refiriera con un adjetivo descalificativo…
Yo creo que eso fue desafortunado, pero usted sabe bien que las personas se equivocan o pueden estar agobiadas por las tareas que les tocan manejar, pero fue desafortunado porque yo creo que merecía una disculpa y la estoy esperando, no se la pido, la estoy esperando; yo ya la perdoné y se lo digo, porque las personas suelen equivocarse y creo que son más grandes las personas cuando perdonan.

¿Qué le dijeron sus familiares y sus amigos?
Están admirados de mí, por supuesto, porque hacer una acción jurídica es un hecho que tiene su valor porque la consecuencia de esto, de colocar un cepo cambiario que no sabe cómo salir, es un tema importante que incluso me preocupa a mí, no porque no pude comprar US$ 5, sino por las consecuencias que le trajo al país, que fue desafortunado el mecanismo que hicieron.

¿Qué espera del cepo cambiario?
En algún momento van a tener que salir de eso. Es un problema, cualquiera lo ve, y lo que ha ocurrido es la falta de dólares para los compromisos internacionales que tiene el país. Les va a ser difícil salir. Yo no soy economista, pero les va a costar salir, porque es un bumerang y el remedio es peor que la enfermedad.

Creo que el cepo ha sido desafortunado, pero es una medida que ha tomado el gobierno y uno vive acá.


Y usted sigue con su trabajo, pero con una anécdota más…

Jamás hubiese pensado que a raíz de eso hubiera tomado tanta repercusión. No me interesa la fama, yo vivo de mi trabajo. Quizás si tuviera 20 años capaz me gustaría gozar de esas luces que son la fama, pero a mis 60 años estoy un poquito hecho. Y entra en el anecdotario, ya ocurrió. Ojalá que le vaya bien al gobierno y puedan desembarazarse de eso que han inventado que es el cepo.

¿Volvió a intentar comprar dólares?
No, no me interesa. Escucho a diario de las trabas que hay, y no hay para nadie. O tenés que justificarlo muy bien porque te vas de viaje. Pero como yo no me voy de viaje, me arreglo con los pesos que andan bien.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas