Ganancias: por qué eximir los aguinaldos de quienes cobran $35.000 mensuales no resuelve el problema
Economía

Ganancias: por qué eximir los aguinaldos de quienes cobran $35.000 mensuales no resuelve el problema

El especialista César Litvin explicó el impacto de la medida anunciada por Cristina. Por Carla Quiroga 03 de Diciembre 2014




El especialista en impuestos César Litvin, titular del estudio Lisicki Litvin & Asociados afirmó que eximir de ganancias a casi 800.000 aguinaldos es "un analgésico pero no un antibiótico" al problema del impacto de ganancias en el poder adquisitivo de los trabajadores. "No cura la infección, alivia el dolor, el problema sigue existiendo", justificó en diálogo con Apertura.com.

"No se tomó la medida que hace falta que es modificar ganancias a un sistema que aumente el mínimo no imponible y lo deje variable. Los problemas de fondo siguen. A la actualización del mínimo hay que sumarle la necesidad de dejarlo variable a la evolución del salario mínimo, vital y móvil, y a la actualización de la tabla de alícuota del impuesto. Además de la importancia de  equipar a autónomos, los grandes perdedores, trabajadores que no cobran aguinaldo y son claramente perjudicados", profundizó

Litvin reconoció como positivo  que la presidenta haya establecido la medida para los sueldos brutos mensuales de $ 35.000 . "Ese número es bueno porque es el límite del mínimo no imponible deseado" .

Días atrás, también en diálogo con Apertura.com, Litvin había aclarado que  el problema del impacto de ganancias en el salario no se resuelve elevando el mínimo no imponible. “La inflación genera que en el corto plazo los sueldos vuelvan a quedar desfasados”, Y expuso una posible solución: un ajuste automático en base al salario mínimo vital y móvil hoy estipulado en los $ 4400. “Debería estar entorno a ocho salarios mínimos vital y móvil porque de lo que gana un trabajador antes de ganancias, hay que descontar una subsistencia digna”, comentó.


Pesos

Hay que tener en cuenta que si hoy se actualizara el mínimo no imponible por el RIPTE, que es el índice que mide el ajuste salarial actualizado por última vez a junio de este año, debería ser de $ 264.000 anuales para un soltero y de $ 320.000 para el caso de los casados con dos hijos . Estos números indican que en el primer caso estarían gravados los sueldos brutos de $ 22.000 y para el segundo de $ 26.666.

“Hoy existe un retraso de 63 por ciento para el caso de los solteros y de 97 por ciento en el caso de los casados”, agrega el especialista, quien plantea otro tema para el debate. “No debería haber diferencia entre los mínimos no imponibles. No se entiende por qué los autónomos tienen menos deducciones”, analiza y comparte datos: el mínimo no imponible de un autónomo soltero es de $ 2520 mensuales y para un casado con dos hijos de $ 5320, mientras que un soltero asalariado es sobre un sueldo de $ 13.487. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas