Gabriel Ribisich, CEO de Citibank Argentina: “Las decisiones de Fábrega están en el camino correcto”
Economía

Gabriel Ribisich, CEO de Citibank Argentina: “Las decisiones de Fábrega están en el camino correcto”

El ejecutivo analiza el mercado, los cambios en el equipo directivo del Banco Central y el futuro del crédito. "Somos muy optimistas en el largo plazo", asegura.

 

Por José Del Rio 10 de Abril 2014

 


Está a punto de cumplir su primer año como CEO del Citi en la Argentina. Su ADN es claramente financiero. Tiene 32 años en la industria. Trabajó 23 en el Santander Río, donde su último cargo fue como director de la Banca Mayorista y presidente de Santander Río Sociedad de Bolsa, y arrancó su carrera en el Galicia ocupando posiciones en sucursales y en la gerencia de Marketing y productos durante ocho años. “Cuando llegué de Córdoba en el año ’82, venía acá a la ciudad con un gran desafío, quería dejar mi marca, mi huella. Por eso cuando me llamó el headhunter comentándome de esa oportunidad ese mismo día dije: ‘Esta oportunidad tiene que ser mía’”, describe el hoy titular del banco que tiene 75 sucursales y 2900 empleados en el país. Su jefe es hoy Juan Bruchou, número uno regional, y a quien reemplazó en la posición local. “Lo más importante que cambió en mi día a día es la agenda. Antes era responsable de un área muy importante del Banco Santander, pero no necesitaba la visión de un CEO, que es mucho más integral y es la que aplico hoy. A mí siempre me interesó el tema del talento y por ello la creación de un comité de clima fue una de mis primeras decisiones al desembarcar”, describe Ribisich, quien preside la filial en el año en el que el Citi cumple sus primeros 100 de historia local.

- Es un momento cuanto menos particular para asumir como CEO en la economía argentina. ¿Qué análisis hace del país?
- Es cierto que es un momento particular, en el que una economía que ha estado creciendo a tasas realmente muy altas ahora se encuentra con una desaceleración. También tiene que ver con el entorno mundial. La situación global cambió a partir de 2008-2009. Entonces, en este contexto, lo que tenemos los que hemos trabajado mucho tiempo en la Argentina es que uno se acostumbra a vivir en entornos cambiantes.

Gabriel Ribisich City

Textual. "Los que hemos trabajado mucho tiempo en la Argentina nos acostumbramos a vivir en entornos cambiantes", asegura Gabriel Ribisch, CEO local de Citibank. Foto: Apertura.

- ¿Cómo evalúa el rol de Juan Carlos Fábrega al frente del Central?
- Creo que la llegada de Juan Carlos Fábrega ha sido muy importante. Ha tomado decisiones realmente duras en las últimas semanas, que van en la dirección correcta. Ahora viene la cosecha gruesa, que es el mejor trimestre para la Argentina en cuanto a ingreso de divisas y se ha ganado tiempo. El sistema financiero está sólido, no hay descalce de monedas y cuando uno mira el nivel de endeudamiento de las familias en la Argentina, estamos muy lejos de los niveles de apalancamiento como están en el mundo desarrollado.

- ¿Cuáles son los parámetros que maneja?
- En los Estados Unidos, la deuda de las familias antes de la crisis de 2007-2008 era 100 por ciento de producto. Y hoy, ese ratio ya está en la zona de 85 por ciento, apuntando al 80 por ciento. En el Reino Unido, era todavía más, era 110 por ciento el endeudamiento de los hogares. Y ahora ya está en la zona de 100. Todavía es alto, con lo cual la Argentina está muy lejos de eso. La relación crédito privado - producto bruto en la Argentina depende del trimestre, puede estar 17-18 por ciento, venimos creciendo.

- Todavía somos un país poco desarrollado financieramente…
- Claro, por eso la llegada de Fábrega y todo su equipo al Central es un paso muy importante, son gente con mucha formación técnica y muy comprometidos con el país también.

- Sin embargo, desde el Gobierno se le imponen a los bancos nuevas condiciones…
- Nosotros estamos sobrecumpliendo las líneas de inversión productiva. Creo que el sistema financiero lo que tiene que hacer es estar preparado, para seguir apostando y para seguir acompañando el desarrollo del país.

- ¿Cómo vienen las perspectivas del consumo en un escenario de estanflación?
- Los últimos datos que estamos viendo todavía son buenos. Son datos de crecimiento, más moderados seguramente que durante años anteriores, pero yo estoy convencido, tengo un expectativa importante, de que el nivel de consumo más o menos se mantenga en niveles parecidos al año anterior.

Ahora viene la cosecha gruesa, que es el mejor trimestre para la Argentina en cuanto a ingreso de divisas, y se ha ganado tiempo.

- ¿No que se frene tanto, como dan algunos pronósticos?
- No tengo esa visión. Probablemente haya una pequeña desaceleración, será 1 punto, punto y medio. Igual creo que hay que trabajar con mucha responsabilidad para que haya convergencia entre todas las variables. Las monetarias, las de tipo de cambio, las de tasa de interés y la variable nominal de política de ingresos. En la medida que, como país, vayamos trabajando esas cuatro variables, las posibilidades de crecimiento siguen siendo muy importantes. Somos muy optimistas de largo plazo.

- ¿Qué perspectivas maneja para los créditos hipotecarios?
- Es uno de los grandes temas pendientes que tenemos en el sistema financiero. El crédito va de la mano del ahorro. Entonces, más que el problema que nos falta crédito a largo plazo, es que nos está faltando ahorro a largo plazo. Entonces si me dicen en qué deberíamos trabajar todos para que el sistema financiero crezca y se de-sarrolle, es precisamente en cómo hacer para que haya más ahorro institucional, más ahorro de las familias, pero sobre todo a largo plazo y a tasas convenientes. Porque si no, te obliga a tomar un descalce del balance, que no es sano, empezando por el ahorrista, porque el principal mandato que tenemos nosotros es mantener los depósitos y si no tenés un buen sistema financiero sólido y no tenés ahorro a largo plazo, estaría haciendo mal prestando mucho a largo plazo y provocando un descalce en el balance.

- ¿Cuál es la incidencia que tendría un acuerdo con el Club de París para la Argentina?
- Sería una muy buena noticia y está en línea con el acuerdo con Repsol. Son medidas que van en la dirección correcta, lo mismo que los acuerdos en el Ciadi. La Argentina está normalizando la situación que se vivió después de la crisis 2001-2002. Por ahí siempre estas cosas es mejor hacerlas antes, pero bueno, mejor también es hacerlas a que sigan estando en el tiempo.

- ¿Bajará también el costo de financiamiento?
- Son señales muy positivas que destrabarían algunas líneas de crédito en el exterior y dan mucha más confianza. Y, sobre todo, bajaría el costo para los proyectos.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el número 243 de la revista Apertura.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas