El señor Fiat

El peso de su apellido materno.  Por Juan Manuel Compte 13 de Enero 2015



“¿Qué significa ser un Agnelli? Responsabilidad. ¿Si es la principal? Sí, indudablemente. La primera y más importante”. Son palabras de Gianni Agnelli, L’Avoccato, arquetipo del magnate industrial moderno. Palabras que, hoy, se oyen en la voz de su sobrino. “Fiat es mi vida. Mi interés y el de mi familia. No estoy en el puntito de market share o si vendemos un auto más o menos. Sino que, siempre, intento mirar el mediano y largo plazo”, define, en la tranquilidad de su oficina, en la cumbre de Catalinas.

Tiene 66 años y, hace 20, que unió definitivamente su destino al de la automotriz que fundó su bisabuelo, en 1899. Y no en Turín, donde se forjó la historia de su familia, sino en la Argentina, su Argentina, el lugar en el que nació, dio sus primeros pasos y eligió para vivir. “Nació y vivió ahí. Es 100 por ciento argentino. También lo son sus hijos. Lleva al país en la sangre”, lo define su hermana menor, Priscilla.

...

 

Leé la nota completa en la edición de enero de 2015 de Apertura.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas