El ex CEO de AIG visitó a Macri y evalúa expandir sus negocios en la Argentina
Economía

El ex CEO de AIG visitó a Macri y evalúa expandir sus negocios en la Argentina

Maurice Greenberg vino por 48 horas y aseguró que le gustaría invertir en el mercado local. Visitó al presidente y se llevó de primera mano las políticas económicas que se implementarán para atraer inversores. Pormenores de un encuentro  que podría acarrear a otros hombres de negocios.

Por Ezequiel Chabay y Laura Mafud 15 de Enero 2016

Con sus 90 años, Maurice Greenberg es una leyenda viva del mundo de los negocios. Autoritario y competidor, el ex CEO de AIG, empresa a la que convirtió en un monstruo del mercado asegurador, visitó el país para conocer a Mauricio Macri y hablar sobre posibles inversiones.

El pasaporte de Greenberg conoce cientos de aeropuertos. Del sudeste asiático y de Medio Oriente, donde inició la expansión de su imperio, allá por 1970. Recientemente sumó el sello del aeropuerto de La Habana, donde estuvo por 24 horas para husmear posibles negocios. Como un ave rapaz, Greenberg sobrevuela el centro y el perímetro de la economía global, y una semana antes de viajar al Foro Económico Mundial de Davos decidió posarse en la Argentina con su avidez característica por concretar negocios.

En el hotel Four Seasons, el nonaagenario businessman saboreó un café negro y charló con Apertura.com. Un clima tenso se respiraba en el bar Pony Line, donde lo acompañaban su abogado, guardaespaldas y las principales figuras de ASSIST-CARD, empresa de la que es propietario desde 2011 a través del grupo financiero global CV Starr.

¿Por qué vino al país ahora, y no antes? ¿Qué cambió, en su opinión?

Hay cambios que se están dando y me interesan. El nuevo presidente ha dado pasos importantes para crear un ambiente mejor para la inversión extranjera en el país.

¿Es un buen momento para inversiones?

Es demasiado pronto para afirmarlo; espero que sí. Los primeros pasos del gobierno han sido muy alentadores.

¿Los funcionarios con los que se entrevistó le blanquearon cuáles serán las políticas económicas?

Sí, ellos me hablaron de muchos problemas que aún deben resolver.

¿Qué tal le resultó Macri?

Le presenté mis respetos y hablamos acerca de los cambios. Algunos miembros del gobierno hablaron sobre los pronósticos de crecimiento y algunas normas alentadoras para las inversiones y para hacer negocios.

¿Hizo algunas recomendaciones al presidente acerca del Foro de Davos?

Él no necesita que yo lo asesore. Es un empresario y sabe cómo tratar con otros hombres de negocios.

¿Tomó ya la decisión de invertir?

Tenemos una aseguradora en el país que no ha hecho nada en los últimos 12 años y queremos reactivarla. En cuanto a otras inversiones, es todavía muy temprano para hablar. En 30 días no se cambia un país, pero sí se dan señales. Todavía hay mucho trabajo por hacer. Me gustaría invertir, pero debemos tener más claridad acerca de las reglas de juego.

 

 

Seco y sin tiempo que perder, sus decisiones y sus respuestas fueron directo a la yugular. Greenberg evitó hablar de su vida personal, del escándalo contable que obligó su salida de AIG en 2005, y de las múltiples causas aún abiertas en la Justicia de los Estados Unidos. Sí le interesó hablar de la economía mundial.

¿Qué debe tener un mercado para sea tentador invertir en él?

Transparencia y reglas claras, que no cambian cada 30 minutos. Uno debe poder planear con uniformidad y coherencia: esas son las cosas que hacen a un mercado con elementos de crecimiento.

¿Hacia dónde va el mundo?

China está creciendo y ya es la segunda economía mundial. Tenemos problemas en Medio Oriente que nos preocupan, sobre todo con Estado Islámico.

Dentro del segmento de seguros, ¿qué nichos faltan explotar?

Bueno, si vamos  a cambiar la economía, requeriremos infraestructura y construcción. Hacen falta ferrocarriles, puentes, obra vial, cosas que no se han hecho hasta ahora. Cuando se habla de estas obras, se hace necesario verificar y asegurar todos los intereses. Tenemos mucha experiencia en este punto y esa es una de las cosas en las que nos vamos a centrar.

En diez años ha transformado CV Starr en una empresa con 1.800 empleados. ¿Es una revancha por cómo se fue de AIG? ¿Está preocupado por su reputación o su legado?

No, para nada. Eso es una estupidez. Hemos creado una empresa, haciéndola grande con gente que ya trabajaba conmigo. No hay nada misterioso ni malo con eso.

 

Maurice Greenberg pasó 48 horas en la Argentina. Evitó la exposición y se concentró en tantear el terreno y probar la sed de divisas de un gobierno que recién empieza, que promete obras de infraestructura y que podría necesitar un socio capaz de financiar y asegurar lo necesario para echar a andar la economía. Tan solo uno de los empresarios de alta gama que están llegando a Ezeiza.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Fede Licos Reportar Responder

Por su actuación en AIG es un vulgar estafador.

Fede Licos Reportar Responder

Por su actuación en AIG es un vulgar estafador

Videos

Notas Relacionadas