El blanqueo, ¿sirve para combatir el lavado de dinero?
Economía

El blanqueo, ¿sirve para combatir el lavado de dinero?

Por Joaquín Garau 08 de Junio 2016

“Pero el blanqueo, ¿ayuda o no a combatir el lavado?”. La pregunta se escuchó en la sobremesa de una reunión entre empresarios, en un resturante de la city porteña. Para muchos, este es el tema del momento y, más allá de plegarse o no a plan -aún en análisis legislativo- el interrogante se repite.

“En el contexto de la región –y la Argentina, especialmente- el blanqueo es una herramienta necesaria para utilizar en ese sentido”, explicó Juan Cruz Amirante, Associate Managing Director de Kroll y especialista en temas de lavado activos. De esta forma, Amirante ejemplificó con medidas similares tomadas en otras partes del mundo.

“Los países del primer mundo han usado estas leyes (de blanqueo) con éxito. Tal es el caso de Estados Unidos, que las aplicó en 2009 y reeditó en 2011 y 2012, con un programa donde se reconocían las cuentas off shore”, graficó y sumó: “También lo hizo España, México y Colombia”.

Esta práctica, puesta en marcha con los Cedines durante el kirchnerismo –con un escaso nivel de éxito- y reflotada ahora, con un plan diferente pero en el mismo sentido, tiene que ver, según Amirante, con “la tendencia mundial de que cada vez haya menos dinero en negro, en concordancia con las políticas de la OCDE y el GAFI”.

Pese a que el algunas fuentes del sistema hablan de un blanqueo que alcance los US$ 60 mil millones, Amirante no ve como real esa cifra aunque consideró que será mucho más efectivo este blanqueo que el impulsado por el kirchnerismo. “Será más exitoso que el anterior, pese a tener que pagar una multa, porque importa muchísimo que el Gobierno que lanza un blanqueo tenga respaldo internacional y cuente con la confianza de la gente”, dijo.

El lavado de activos, uno de los principales enemigos a los que de alguna forma combatirá esta medida, es una preocupación en voz alta. De acuerdo con un informe de Kroll, el 69 por ciento de los ejecutivos nombra a este problema como uno de los principales dolores de cabeza en una economía.

Si bien el proyecto del blanqueo todavía no logró la aprobación del Congreso, Amirante calculó que en su mayoría se sumarán pequeños y medianos ahorristas que, ante la imposibilidad de comprar dólares para resguardarse de la inflación en el mercado legal, apelaron al “blue”, llevando “pesos legales al mercado negro del dólar”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas