El 70 por ciento de los argentinos ve a la economía con problemas
Economía

El 70 por ciento de los argentinos ve a la economía con problemas

Siete de cada 10 personas cree que empeoró la situación con respecto al año anterior y sólo un 17 por ciento considera que está mejor, según un estudio exclusivo de Isonomía. El 65 por ciento considera que no es un buen momento para comprar un bien importante. Por Esteban Lafuente 07 de Julio 2014

 


El freno al crecimiento económico, la devaluación, la aceleración de la inflación y las dificultades en el sector industrial son algunos de los problemas que caracterizaron la situación económica de la Argentina en los últimos meses. Medidas como la flexibilización del cepo cambiario o el incremento del 40 por ciento en la Asignación Universal Por Hijo, anunciada por la Presidenta a mediados de mayo, no lograron revertir la preocupación de los argentinos: un 70 por ciento cree que el país empeoró su situación con respecto al año anterior. Así lo indicó un reciente informe elaborado por Isonomía Consultores en exclusiva para El Cronista, que a su vez refleja que sólo un 10 por ciento de la población considera que la Argentina experimenta en 2014 una mejor situación que en 2013.

Desde comienzos de este año, los salarios experimentaron una caída en su poder adquisitivo real, mitigada en parte por la recomposición post paritarias, que, en promedio, se ubicó entre el 28 y el 30 por ciento. Este escenario impactó negativamente también en la consideración que los argentinos tienen sobre la evolución de su situación personal y la de su familia. Según la encuesta de Isonomía, apenas el 17 por ciento de la población considera que actualmente está mejor que hace un año. En cambio, un 45 por ciento opina que su estado empeoró, mientras que el 38 por ciento restante cree que se mantuvo igual.

Las perspectivas a futuro, en este aspecto, tampoco se presentan muy alentadoras, en tanto que la mayoría de los encuestados (34 por ciento) proyecta que su situación económica personal el año próximo empeorará. En cambio, un 24 por ciento considera que estará mejor.

Miedo al desempleo
Vinculado directamente a la actividad económica, otra de las dimensiones que preocupan a los argentinos es el empleo y las posibilidades de conservar o conseguir un puesto de trabajo en un contexto de enfriamiento de la economía y caída en el consumo. Si se observa el Estimador Mensual Industrial (EMI), se advierte una caída del 3,5 por ciento en el primer cuatrimestre del año, con las disminuciones más importantes en los rubros industriales vinculados con la elaboración de productos químicos, caucho y plástico, minerales no metálicos (vidrio, cemento y materiales de construcción), metalmecánica y automotriz. A su vez, una encuesta realizada a fines de mayo por la UIA afirmó que tres de cada 10 empresas privadas en la Argentina proyectaban reducir su personal en el segundo semestre del año si la situación no se modificaba, mientras que seis de cada 10 no tenían pensado sumar nuevos profesionales a sus equipos.

Autos - IMG

Problema. La caída en la producción y las ventas del sector automotriz es uno de los factores que explican la crisis en la industria.

En este contexto, los datos de Isonomía reflejan cierto pesimismo e intranquilidad hacia el futuro entre los argentinos. Según la consultora, sólo la mitad de los encuestados se siente plenamente seguro de que conservará su puesto de trabajo en los próximos 12 meses. En cambio, un 32 por ciento afirma que no está seguro de que podrá mantener su empleo a lo largo del año. “Al analizar la evolución, se observa cómo esta variable sube con los cambios económicos de principios de año, pero tiende a descender luego de ‘la tormenta’”, completa el informe, y detalla que, en abril de este año, los que estaban seguros de poder mantener su trabajo representaban un 40 por ciento de los encuestados, mientras que aquellos que se mostraban dubitativos al respecto alcanzaban el 49 por ciento.

Al mismo tiempo, el empleo resulta un tema clave para el Gobierno. Allí se encuentra uno de los pilares en sus aspiraciones de incrementar caudal de votos con vistas a las elecciones presidenciales de octubre de 2015. “El empleo es un factor que regula a la perfección la suerte de los gobiernos en la Argentina y en la mayor parte del mundo, ya que muchas veces son las cuestiones económicas, pero el trabajo en particular, las variables que más explican los ascensos o descensos de imagen de los poderes ejecutivos y la suerte de los gobiernos”, sintetiza el informe.

Al mismo tiempo, otro de los temas que los argentinos siguen con mayor preocupación es la evolución de los precios. Luego de varios años con estadísticas sin credibilidad, el Indec renovó su metodología y en febrero introdujo el Índice de Precios Nacional Urbano (IPCNu), su nuevo indicador de inflación que, si bien se ubica por debajo de las mediciones privadas, acumula un alza del 11,5 por ciento en el primer cuatrimestre del año, y supera las estimaciones del Presupuesto 2014, que preveía una inflación anual del 10,5 por ciento.

En este contexto, los argentinos muestran haber perdido un poco su confianza en que podrán mantener un nivel de ingreso suficiente para hacer frente a los gastos cotidianos en sus hogares. En su informe, Isonomía realizó una ponderación de distintas variables y determinó que tres de cada 10 argentinos tiene poca confianza en que en los próximos 12 meses podrá mantener sus consumos actuales.

Cristina___IMG_II_crop_1359140433701.jpgMedidas. Para mitigar la caída del consumo, Cristina Fernández de Kirchner anunció un incremento del 40 por ciento en la Asignación Universal por Hijo.

El dato llamativo, a su vez, es el incremento registrado en este aspecto, puesto que, según la consultora, en febrero de este año quienes respondían negativamente representaban sólo el 20 por ciento. Paralelamente, entre febrero y junio cayeron del 74 por ciento al 68 por ciento los que tienen mucha confianza en que sus ingresos le permitirán costear los gastos de sus casas en los próximos 12 meses.

Asimismo, el análisis refleja que un 65 por ciento de los argentinos considera que el actual no es un buen momento para comprar un bien importante o trascendental, como una vivienda o un auto. En cambio, quienes sí consideran que la Argentina experimenta un contexto propicio para grandes compras representan el 28 por ciento. El descontento y la incertidumbre con el escenario actual, que se traduce en una menor propensión a la realización de compras importantes, resulta una constante que se replica en distintos niveles socioeconómicos y segmentos etarios. El grupo más optimista es el de las personas que tienen entre 30 y 49 años. Allí, grafica el informe, tres de cada 10 creen que la situación es propicia para adquirir bienes de alto valor.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en la Guía Para Invertir en la Argentina 2014 producida por El Cronista.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas