Eduardo Blanco:
Economía

Eduardo Blanco: "“En los últimos años el Gobierno tiró por la borda muchos de sus logros”"

El actor destaca aciertos en la gestión kirchnerista pero reconoce su desencanto con algunos aspectos de la actualidad del país, como el abandono estatal del sistema ferroviario. "Soñaba con un 2014 de otra manera", asegura.

Por Esteban Lafuente 10 de Marzo 2014

 
 

Faltan apenas unas horas para que Eduardo Blanco suba al escenario del Teatro Liceo en una nueva función de Parque Lezama, la obra teatral dirigida por Juan José Campanella, donde interpreta al portero cascarrabias Antonio Cardoso. Sentado en una mesa junto a la ventana, en un bar casi vacío sobre Avenida de Mayo, el renombrado actor porteño recibe a 3Días y se dispone a conversar sobre la actualidad argentina.

"La situación del país es inquietante y yo estoy en un estado de gran confusión", afirma Blanco con tono reflexivo. "Creo que, como sociedad, tenemos mucho que aprender y evolucionar. Esté quien esté en el Gobierno parece que todos sabemos lo que tiene que hacer el otro, aunque nosotros mismos no lo hagamos. Eso se traslada también a los gobernantes y me parece preocupante. Tenemos que educar más con el ejemplo", completa.

Eduardo Blanco outsiders 3 dias

Dixit. "Como sociedad, los argentinos tenemos mucho que aprender y evolucionar", asegura el actor Eduardo Blanco. Foto: 3Días.

-¿Qué opinión tenés sobre el Gobierno nacional?
-Estoy un poco desorientado. Yo soy un ciudadano que votó a este Gobierno, como también voté a Alfonsín en su momento, porque creo que hicieron transformaciones muy buenas e interesantes, pero me da la sensación de que en los últimos dos o tres años muchos de estos logros se tiraron por la borda. La soberbia a veces no es buena consejera, y tal vez haber ganado con el 54% de los votos les hizo pensar que podían hacer cualquier cosa y no es así.

-¿Cuáles son las cosas que ves bien?
-Este Gobierno se apropió para el Estado de muchas cosas que yo creo que tienen que ser parte del Estado, como YPF o las AFJP. También destaco el trabajo en derechos humanos y civiles, y festejo el hecho de que durante este gobierno se haya destinado un mayor porcentaje del presupuesto a la educación, pero no sé en qué se habrá usado porque sigo viendo escuelas en muy mal estado. Lo que pasa es que no se puede hacer siempre el balance partiendo desde que, en 2001, el país estaba en el caos y esta gestión lo transformó. Hay un montón de cosas buenas, pero no podemos vivir siempre de esos laureles, porque hay grandes temas del país con una enorme sensación de injusticia.

-¿Cómo cuáles?
-La tragedia de Once, por ejemplo. Ese hecho me habla de un Estado que no prestó atención al tema, y es lamentable. No tengo palabras para expresar lo que pasó, y no solo en una sola oportunidad. Una de las aberraciones mayores y más estruendosas que hizo Menem fue destruir nuestro sistema ferroviario. Yo aspiraba a que este Gobierno pudiera reconstruirlo, pero no fue así. Si se fortalece el Estado, ¿cómo no pensar en fortalecer el tren? Eso me parece un desastre. Yo no quiero más cosas aberrantes como Once o lo que se vivió en el verano con los cortes de luz.

-¿A quién atribuís la responsabilidad de estos temas?
-Creo que el primer responsable es el Estado por no obligar a las empresas a hacer lo que tienen que hacer. Me parece indignante que no hagamos las cosas con la seriedad que corresponde, sobre todo, cuando hay vidas humanas que están en juego.

Eduardo Blanco Parque Lezama outsiders 3 dias

Acción. Eduardo Blanco protagoniza junto a Luis Brandoni la obra Parque Lezama, que en enero comenzó su segunda temporada en el Teatro Liceo. Foto: Prensa Parque Lezama.

-Hablabas de las escuelas, ¿te preocupa la educación?
-Es un problema de los últimos 40 años en el país. Ver que en la ciudad de Buenos Aires decidieron poner esas aulas containers me parece algo espantoso y me da muchísima vergüenza. Alguno puede decir que es la solución más pronta que se puede implementar para que tantos chicos puedan estudiar, pero no corresponde, porque ya hace varios años que está este Gobierno en la ciudad y deberían haber atendido ese problema antes. Hay que hacer escuelas. Esa es la solución. Plata para los chicos en el colegio tiene que haber siempre.

-¿Te atrae alguna figura de la oposición?
-No veo ninguna figura que represente una apuesta al futuro y que me genere mucho optimismo. Cuando leí sobre el diputado de izquierda (N. de R.: Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda) que renunciaba a su sueldo de $ 50 mil para ganar lo mismo que un maestro, la actitud me pareció un respiro de aire fresco. Yo desearía que alguna vez nuestros dirigentes tengan realmente vocación y me asombra que no sé si hay mucha gente así. Sí puedo nombrar a una, Graciela Ocaña, a quién voté en las últimas elecciones. Si bien está armando un partido nuevo, a mí me da la imagen de una persona seria que tiene vocación de servicio y capacidad.

-¿Qué esperás del país en el futuro?
-Somos un país maravilloso con personas muy talentosas en todas las disciplinas. Lo que de verdad me apena es que funcionemos mejor individualmente que en conjunto. Sueño con un Gobierno que lo primero que haga es intentar hacer 10 políticas de Estado citando a los que perdieron las elecciones y cediendo parte de lo que ellos creen en función de hacer algo que pueda sostenerse venga quien venga. Si no, no avanzamos más.

-¿Y qué expectativas tenés al respecto?
-Yo creo que Néstor Kirchner, entre sus cosas buenas, tuvo algo que fue generar mucho entusiasmo. Debo decir que ahora se me está yendo ese entusiasmo y me apena. No lo atribuyo a algo exclusivo de este gobierno sino a un tema de nuestra sociedad como conjunto. Veo cómo el narcotráfico se ha instalado en nuestro país y muchas otras cosas que me apenan. Soñaba con un 2014 de otra manera. Cada uno debería hacer su mea culpa y tener un poco más de conciencia a la hora de votar y de reclamar. Hacen falta políticas de Estado y exigirlo es una responsabilidad de la sociedad entera. 

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el suplemento 3 Días que acompañó la edición del 21 de febrero El Cronista.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas