Detroit, la ciudad emblema de la industria automotriz, se declaró en quiebra
Economía

Detroit, la ciudad emblema de la industria automotriz, se declaró en quiebra

Tiene una deuda de US$ 18.500 millones y su población decreció un 60 por ciento en los últimos 70 años. El abandono de la urbe llevó a hablar de "barrios fantasmas".

19 de Julio 2013

Muchos la conocen como la cuna de la industria automotriz. Allí se realiza, año tras año, el Salón del Automóvil de Detroit, uno de los eventos más esperado por las empresas para presentar sus apuestas de cuatro ruedas. Sin embargo, todo eso no bastó para atraer a los ciudadanos y a las inversiones, y la ciudad de Detroit tuvo que declarar la mayor bancarrota municipal de la historia estadounidense tras ser incapaz de mantener una década de deuda creciente y población menguante en medio de la profunda crisis industrial que atraviesa. Kevin Orr, nombrado por el estado de Michigan como el gestor externo de la ciudad, fue el encargado de solicitar la protección por quiebra bajo el capítulo 9 de la ley de bancarrotas de Estados Unidos.


Ahora la Justicia debe decidir si acepta la petición de suspensión de pagos y reestructuración de la deuda por valor de US$ 18.500 millones, aunque desde junio varios bancos habían acordado con Orr una quita de hasta el 75 por ciento, según el diario Detroit News. "El presidente (Barack Obama) y los miembros del equipo del presidente continúan observando de cerca la situación en Detroit", sostuvo hoy Amy Brundage, funcionaria de la Casa Blanca.

Detroit - IMG
Abandono. Una casa deshabitada, con los edificios céntricos de fondo.

"Mientras que los líderes de la planta en Michigan y los acreedores de la ciudad entienden que deben encontrar una solución al problema financiero de Detroit, nos mantenemos comprometidos a continuar nuestra fuerte asociación con Detroit, ya que trabaja para recuperar, revitalizar y conservar su estatus como una de las grandes ciudades de Estados Unidos", afirmó Brundage.

La petición de bancarrota desencadenaría la caída de contrataciones y gastos municipales al mínimo necesario, lo que ha provocado críticas y peticiones para que la que fuera una de las capitales más boyantes del mundo venda muestras de su antiguo esplendor, como sus colecciones de arte o edificios.

Detroit DOS
Ciudad fantasma. El éxodo de ciudadanos llevó a hablar de "Barrios fantasmas".

La capital del motor lleva en caída libre desde los noventa y, tras nefastas gestiones de alcaldes, a lo que se sumó la crisis financiera de 2008, terminó por condenarse a la suspensión de pagos a una ciudad que fue el símbolo del poder industrial estadounidense.

La ciudad ha perdido un 60 por ciento de su población desde los años cincuenta, mientras que solo entre 2000 y 2010 experimentó un salida de un cuarto de sus habitantes, con partes convertidas en barrios fantasmas.

Además de la caída de contribuyentes y de ingresos, el desempleo, la salida de negocios y empresas ha provocado que las arcas de la ciudad no puedan ingresar lo suficiente para mantener sus compromisos y los gastos de servicios públicos.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas