Crean una calculadora para medir el tiempo libre
Economía

Crean una calculadora para medir el tiempo libre

Un sitio en Internet le ayuda a sus usuarios a tomar decisiones basadas en el “valor” de su tiempo.  24 de Julio 2015

¿Qué valor tiene, realmente, el tiempo? El sitio ClearerThinking.org  intenta dar respuesta a esta pegunta filosófica con una calculadora para medirlo.  Los usuarios deben establecer una base en relación al precio de su tiempo, dividiendo su sueldo por la cantidad de horas trabajada. 

A partir de ahí deben responde a una serie de preguntas como, por ejemplo, si consiguieran un empleo part time por fuera de su trabajo ¿cuánto deberían ganar para aceptarlo? ¿cuánto estarían dispuestos a pagar por un servicio que les permitiera ahorra tiempo?


El creador del sitio, Spencer Greenberg, es un matemático estadounidense que vive bajo la filosofía de “optimizar todo”. Se le ocurrió la idea de “la calculadora de valor de tiempo” después de ver cómo una amiga “se rompía la cabeza intentando entender cómo usar un certificado de regalo de US$20”, le dijo al diario Wall Street Journal. “Esencialmente perdió más valor tomando esa decisión que el valor del certificado de regalo”, agregó.

En esta lógica de optimización, se podría decir que a calculadora muestra algunas inconsistencia con respecto a las decisiones económicas de quienes la usan: prefieren mantener su tiempo libre en vez de tercerizar ciertos servicios cotidiano (por ejemplo, hacer trámites)  que le dejarían tiempo para tener otro trabajo y, por consiguiente, más ingresos. Alrededor del 80 por ciento  de los 8401 usuarios que estudió Greenberg le asignan más valor a su tiempo libre que a su dinero (42 por ciento más, de hecho).

Si bien la calculadora no mide, directamente, la importancia relativa que le dan las personas a su tiempo libre, si puede calcularlo de forma indirecta, a través de preguntas como cuánto dinero haría falta para que renunciaran a su tiempo libre. Por ejemplo, David Yaden, luego de ver los fríos números que arrojaba la calculadora,  decidió usar un servicio de lavandería y contratar a alguien para preparar las facturas para su negocio de consultoría de gestión. “Tuvo mucho sentido luego de que vi las cifras. No valoraba lo suficiente mi tiempo libre”. Ahora, la hora y media que se ahorra tercerizando sus tareas las usa para salir a caminar con su novia, por ejemplo: “Mejoró mi vida”, concluyó.

Más allá de las buenas decisiones, “medir” el tiempo libre no deja de ser un asunto polémico. Para algunos investigadores esto puede constituir un arma de doble filo, ya que asignarle un valor económico al tiempo puede derivar en ansiedad  y otros trastornos que, en definitiva, dañan la calidad de vida de la gente.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas