Con qué situación económica se encuentra Dujovne
Economía

Con qué situación económica se encuentra Dujovne

Inflación, recesión, déficit fiscal y gasto público, ¿qué pasará con la llegada del nuevo ministro de Hacienda y cuáles son las urgencias del Gobierno?

Por Florencia Lippo 26 de Diciembre 2016

En un contexto diferente que el que halló Alfonso Prat Gay, el nuevo ministro de hacienda, Nicolás Dujovne, deberá controlar una cuenta pendiente: el gasto público y la presión fiscal. Para Aldo Abram, director ejecutivo de Libertad y Progreso, su antecesor acomodó variables claves a lo largo del 2016. “Prat Gay salió del cepo exitosamente y evitó que Argentina fuera a una crisis similar a la de finales de los 80 con un fin de quiebra del Banco Central  y una hiperinflación”, asegura. Por otra parte, la resolución del conflicto con los holdouts también fue un punto a favor en la gestión anterior para abrir al país a un financiamiento que antes no existía y lograr así una reforma gradual del Estado. Además, en cuanto a la “altísima recesión e inflación” que se vivió en el primer semestre, Abram cree que hoy “el barco está encaminado”.

Sin embargo, Dujovne se encontrará con un aspecto que Prat Gay y su ministerio no pudieron resolver. “En materia de cuentas públicas la gestión está aplazada. El ajuste no se hizo y el aumento del gasto va a implicar que la carga fiscal sea mayor, y con esta presión no se puede crecer en el sector productivo”, advierte. En este aspecto, para Abram, Dujovne entra en un contexto complicado, ya que afirma que la reactivación no se genera desde el Estado y a pesar de que cree que el nuevo ministro lo sabe, “hay que ver si los demás también están convencidos de esto”. Ramiro Castiñeira, de Econométrica, adhiere a esta postura: “No se reencausaron las cuentas públicas, el desafío para Dujovne es lograrlo y no sólo a nivel nacional sino también para las provincias”.

En medio de las internas, Abram cree que el ex economista jefe del Banco Galicia tendrá una mejor relación con el presidente del Banco Central (BCRA) que la que tuvo Prat Gay. “Quien cumplió es Sturzenegger y no Prat Gay, no hay otro motivo que el mal manejo de las cuentas públicas para pensar que el año que viene no se podrán cumplir las metas del 17% de inflación, por eso no creo que Dujovne sea un factor de presión para que el BCRA emita más”, suma.

Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global, suma las preocupaciones sociales –por ser el 2017 un año de elecciones- y las internacionales. “El escenario que encuentra a nivel interno es bueno, ya que de acuerdo a las cifras del INDEC la caída de la actividad se frenó en los últimos meses y el stock de préstamos al consumo viene creciendo, lo que marca un cambio en las expectativas”, analiza. “La inflación en 2017 será del 21, 22%, pero las elecciones serán aprovechadas por los gremios para reclamar paritarias por encima de ese número”, estima Martínez Burzaco, y esa batalla deberá definir Dujovne. El manejo del déficit también estará sujeto al clima social: “El margen para un ajuste del déficit es limitado. Dujovne y los ministerios tienen que lograr un gasto más eficiente y reducir el déficit sin erosionar una potencial recuperación”.

En el plano internacional, el economista habla de una señal de alarma por la suba de las tasas de interés en Estados Unidos: “Argentina necesita US$ 30 mil millones para financiar el déficit fiscal”, avisa. En ese sentido reconoce que con la salida de Prat Gay se pierde una fuente de contactos en Wall Street, a pesar de que la continuidad de Luis Caputo es buena porque también tiene llegada –aunque menor- a esos mercados.

En cambio, Castiñeira afirma que Dujovne es un economista que la city financiera reconoce, algo que tranquiliza a los mercados por la necesidad de financiamiento que tiene la Argentina. Además, también valora el trabajo hecho por Pray Gay en términos de política cambiaria. “Fue clave para la salida del default para conseguir dólares y abrir el mercado cambiario para que la unificación monetaria no sea un stress”, señala. Según él, esos logros evitaron que Argentina sufra una crisis, aunque no se pudo frenar la recesión: “Supo girar el timón para sacar la proa que apuntaba a Venezuela hacia una economía de mercado”. De todas maneras, eso ya es parte del pasado. Ahora resta ver hacia dónde lo apunta Dujovne.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

3 Comentarios

Jorge Falcon Reportar Responder

El mercado no come vidrio.

DrEpf Reportar Responder

Muy esclarecedora y oportuna la nota. Felicitaciones.-

DrEpf Reportar Responder

Muy esclarecedora y oportuna la nota. Felicitaciones.-

Videos

Notas Relacionadas